Seleccionar página

¿Tienes alergia a la leche? Una de las grandes virtudes de tomar leche ha sido siempre el aporte de calcio. Pero la leche que tomábamos años atrás no es la misma que la que tomamos ahora. Y eso, hace que lo que tiene de bueno por un lado, lo tenga de malo por el otro. Ahora bien, sí que sabemos que las personas que sufren asma y que tienen una histaminosis alimentaria no alérgica a la proteína de la leche, deberían dejar de consumirla. ¿Existe entonces la posibilidad de tener un déficid de calcio? Pues no, ya que podemos tomar alimentos ricos en calcio como pescado azul, verduras de hojas verdes, legumbres, semillas de chía, frutos secos o el sésamo.

Relación entre la leche y el calcio:

Nos decían que hay que tomar leche para tener los huesos fuertes y sanos.


Alergia a la leche

El 99% de nuestro calcio se encuentra entre los huesos y los dientes. El resto lo encontraremos en las células musculares, el torrente sanguíneo o el líquido intersticial. Y realizan una función de transmisión del impulso nervioso, regula el impulso cardíaco, participa en la coagulación de la sangre, o en la contracción de los músculos. Una persona adulta necesita unos 1000mg de calcio al día. Pero, lo que hay que tener en cuenta, es que no se trata sólo de tomar calcio, sino de tener una buena absorción de él. Y de eso se encarga la vitamina D, el fósforo y el magnesio, pero también ayuda mucho el hacer ejercicio. En cambio, el alcohol y el estrés también nos dificultan su absorción.

Por tanto, si una persona tiene una vida estresada, fuma, bebe alcohol, hace poco ejercicio y tiene la vitamina D por los suelos… ya puede tomar todo el calcio que quiera que su salud empeorará.

soy diabético

¿ES BUENO TOMAR TANTA LECHE?

Tiempo atrás las personas no tomaban tanta leche como toman hoy en día. Los niños de ahora se alimentan a base de biberones, yogures, bebidas lácteas con probióticos, quesitos, helados, quesos… todo, para que a nuestros hijos no les falte calcio. Pues bien, todo esto provoca una acidificación dentro de nosotros que nuestro cuerpo combate equilibrando los niveles de Ph. ¿Y cómo lo hace? ¡Quitando calcio y otros minerales de los huesos!

Es importante que entendamos que el abuso de la leche o de sus deribados, más que ayudarnos, nos puede hacer daño. Si no tienes alergia a la proteína de le leche, tómala sin miedo. Pero no abuses de ella.

* Datos aproximados.

Dejar de tomar leche:

Aunque parézca mentira, hay proteína de leche por todas partes.


Cuando una persona es intolerante a la proteína de la leche, debe dejar de tomar también sus derivados: alimentos como el queso, los yogures, los batidos, helados, mantequilla… tanto de vaca, oveja y cabra. Y, además, retirar también cualquier alimento que lleve dicha proteína o aditivo relacionado: Lactosa, caseína, caseinatos, suero lácteo, riboflavina, lactoflavina, E-101, E-270, E-325, E-326, E-327, E-472, E-478, E-481, E-482, H-4511, H-4512. Por desgracia, estos componentes los podremos encontrar en el pan, en los embutidos, carnes, caldos preparados, chips, galletas, etc.

Artículos que te pueden interesar:


Xavier Turell Nebot

Alergia a la leche
Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!