Seleccionar página

¿Andas lo suficiente? Ahora que las cosas se han calmado un poquito y que todos hemos vuelto al trabajo; ahora que está de moda pensar tanto en el medio ambiente… ¿Por qué no te propones comenzar a andar más? La sociedad que nos envuelve está cada vez más mimada, más cerca de una vida sin esfuerzo y llena de comodidad que de una lucha sana y de un esfuerzo que nos haga aprender y madurar al mismo tiempo. Debes saber que nuestro cuerpo no descansa nunca, y que sin una motivación para la evolución éste se estanca, se marchita, se debilita, y finalmente enferma.

Andar o caminar, su importancia:

Vivimos en una sociedad donde andamos poco y mal:


Andar
Sin duda, andar es un ejercicio de lo más sano y reconfortable para nuestra salud física y mental. Pronto os escribiré un artículo sobre ello, para ver si alguien se convence y es capaz de dejar el patinete a un lado en su vida cotidiana. Los nuevos vehículos de transporte nos ahorran tiempo, es cierto. Pero la mayoría de ese tiempo que no ahorramos lo invertimos en hacer cosas que nos siguen estresando cada vez más. ¿Por eso lo hacemos? ¿Somos un poco sádicos? Quizás deberías plantearte lo de andar…

Porque invertirás tu tiempo en un magnífico viaje hacia tu bienestar. Siempre y cuando andes sólo, concentrado, disfrutando, y no vayas hablando sólo por la calle, con el móvil, leyendo mensajes, con cascos en las orejas que te aíslan del exterior… ¡Buf! Creo que aquí ya os pido demasiado…

¿Qué debo hacer para andar más?

Toma iniciativa y empieza a andar cada día un poco más.


Busca sensaciones positivas que te animen a salir de casa y andar. Elige el momento más adecuado, uno en el que te sientas cómodo. Elige un entorno acogedor, como un parque o una zona lo más verde posible. Andar en un ambiente natural es siempre más beneficioso para nuestra salud. Puedes hacerlo acompañado de alguien, pero intenta concentrarte en andar. Y no en convertir el viaje en una tertulia indefinida. Conforme vayas ejercitándote, verás los resultados. Y te aseguro que no te arrepentirás de todo el trayecto recorrido cada día. Desconecta de tu trabajo, de tus problemas, y disfruta invirtiendo algo de tiempo en tu ser. Andar es encontrarse uno mismo, conocerse mejor, darse un respiro y ser más feliz.

Artículos que te pueden interesar:

Xavier Turell Nebot

Andar
Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!