Seleccionar página

El arándano rojo:

Los beneficios del arándano rojo en la cistitis, son sin duda eficaces, sobre todo cuando la cistitis es recurrente.
Entre todas las variantes de arándanos, el vaccinium macrocarpon es rico en vitamina C y polifenoles antioxidantes. Al comer arándanos, estos producen ácido hipúrico que incrementa la acidez de la orina, previniendo así las infecciones. La ingesta de arándanos realiza una acción antibacteriana gracias a las denominadas proantocianinas, un principio activo de la familia de los flavonoides que aumenta dicha acidez, e impide la adhesión de la escherichia coli.

La cistitis:

Una bacteria, la escherichia coli, causa un 90% de las infecciones urinarias. Normalmente, esta bacteria se encuentra en el tracto intestinal, pero cuando aparece en otros lugares (como en el sistema urinario) y en grandes cantidades, origina dichos problemas. Los síntomas más comunes en el caso de una infección urinaria son: ganas frecuentes de orinar, dolor en el abdomen, orina turbia, ardor al orinar o, incluso, sangre con la orina. Este tipo de bacterias se adhieren a las paredes internas de la vejiga, del uréter y de los riñones, dificultando su eliminación. En todos los casos, la visita al médico se hace indiscutibre, sobre todo cuando aparece sangre al orinar.

El Vaccinium macrocarpon se recolecta en setiembre y octubre, tiene un color rojo intenso y un sabor agridulce.

Algunos estudios demuestran que el arándano rojo también puede ser beneficioso para eliminar el Helicobacter Pylori, que se adhiere a las paredes del tracto gástrico.

Si quieres más informción sobre la cistitis y cómo combatirla pulsa AQUÍ

– EL ARÁNDANO ROJO-

X.Turell