Seleccionar página

Las cápsulas de café aparecieron en nuestras vidas en 1989 y nos han invadido por doquier. Son limpias, fáciles de usar… pero ensucian mucho nuestro planeta. En unos años, se consumirá más café en monodosis que molido o soluble. Fue la marca comercial Nestlé quién la introdujo en el mercado y George Clooney la popularizó gracias a sus anuncios.

¿Qué contienen?

Las cápsulas de café, contienen muchos materiales no biodegradables.


Cada cápsula contiene unos 5 gramos de café, y unos 6 de envoltorio plástico y aluminio. Las cápsulas no son biodegradables y no se pueden reciclar, aunque haya marcas que intenten convencernos de que sí. Para que nos hagamos una idea, una sola cápsula de aluminio necesitará unos 200 años para degradarse. Y si la cápsula es de plástico, ¡tardará unos 500 años!

Sistema de envase:

La torrefacción del café de las cápsulas.


cápsulas de café

La mayoría del café que viene en cápsulas es torrefacto. Eso significa que contiene pequeñas cantidades de azúcare tostado que se le añade a la torrefacción. Todo ello, para que tenga más espuma y sea más vistoso.

Este tipo de café es de una calidad inferior al tostado de forma natural. Además, muchas de las cápsulas no indican su composición.

¿De qué están hechas?

Su composición no ayuda al medio ambiente…


Las cápsulas que están hechas de aluminio hacen que dicho material interactúe con los taninos del café. El aluminio conlleva enfermedades como el Alzheimer. Las de plástico no so tan agresivas, pero también interactúan con el café.

En cápsulas tipo Nespresso podemos hallar restos de Bisferol A y ftalatos. Es cierto que cada vez nos venden más cápsulas con la marca “ecológico”, pero debemos sospechar que en la mayoría de veces se trata más de limpiar su imagen de cara al público que de un hecho 100% real. No nos engañan, pero seguro que no nos cuentan toda la verdad.

soy diabético

CÁPSULAS DE CAFÉ PROHIBIDAS:

Como dato curioso, deciros que en Hamburgo se prohibió la comercialización de las cápsulas de café en el año 2016.

Se justificó dicha acción debido a su alto índice de contaminación y, sobre todo, al ser altamente perjudiciales para la salud de las personas.

¿Qué es el furano?

El café puede ser rico en furano y acrilamida.


El furano es un compuesto orgánico, incoloro, muy inflamable y volátil, y puede ser perfectamente cancerígeno.

Curiosamente, en varios estudios que se han realizado (uno de ellos en la Universidad de Barcelona), se descubrió que en las cápsulas de café (de una marca que ya he mencionado antes), había el doble o más de furano que en otras tipos de presentaciones de café como el instantáneo, el descafeinado o el que contiene cafeína.

Resumiendo:


Si quieres tomar un buen café, nada mejor que la cafetera de casa de toda la vida. Si además quieres conservar el medio ambiente y tu propia salud, la cafetera tradicional sigue ganando puntos. Por desgracia, el consumo de café en los últimos años a aumentado un 20% y la mayoría de la gente, prefiere la comodidad al respeto por el entorno que nos rodea.

Xavier Turell Nebot

Cápsulas de café
Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!