Seleccionar página

El colesterol no es ninguna enfermedad, sino un factor de riesgo que puede provocar enfermedades cardiovasculares. De hecho, tener el colesterol alto no significa que vayas a tener más posibilidades de sufrir un ictus o un infarto (siempre que no haya otros factores como diabetes u otros problemas adquiridos). En cambio, sí que puede ser un indicador de una posible insuficiencia renal o de un problema tiroideo. Además, el colesterol es muy necesario, pues juega un papel importante en la permeabilidad de la membrana celular, en su relación con vitaminas, minerales o sales biliares, y en el sistema nervioso

Colesterol bueno y malo:

El ser humano necesita colesterol para vivir, pero hay que controlarlo.


Colesterol

Muchas personas se fijan siempre en el colesterol total que les sale en sus analíticas. Y debemos tener en cuenta que ahí, tanto se encuentra el “bueno” como el “malo”.

Tener el colesterol total más alto o más bajo es indicativo de poco. Lo que importa, es el tipo de colesterol que encontramos dentro del que llamamos “total”.

Las lipoproteínas LDL pueden atravesar la primera capa de las arterias: el endotelio. Allí, en el interior de las arterias, el sistema inmune de nuestro cuerpo las ataca, las oxida, y se va formando una placa de ateroma que causa la obstrucción de dicha arteria. De todos modos, hay pacientes que tienen elevado los índices de c-LDL y se encuentran sanos. Y es que no se suele diferenciar los niveles de c-LDL y los de p-LDL, algo que ahora sabemos que es crucial para matizar los riesgos de enfermedad.

Para ello, nos fijamos en otros valores como que el cociente entre los triglicéridos y el c-HDL sea inferior a 3. Lo mismo para el colesterol malo y el bueno. O que el cociente entre el colesterol total y el bueno sea inferior a 5.

Tratamiento convencional:

El tratamiento médico puede salvarte la vida, pero tiene efectos secundarios.


La toma de estatinas, suele ser uno de los medicamentos más utilizados para prevenir las enfermedades coronarias. Y, aunque ahora ya sabemos que producen efectos secundarios, deben tomarse siempre bajo la indicación del médico. Marcas como Benecol, Danacol, etc. contienen esteroles y estanoles que dificultan que el colesterol vaya al sistema circulatorio y se excrete con las heces. Exactamente lo mismo que hacen los esteroles y los estanoles que podemos encontrar en las verduras, los frutos secos, las leguminosas, las semillas, etc. Pero claro, en la fuente vegetal encontramos menos cantidades y deberíamos tomar muchas…

Si la persona está sana, manteniendo una buena dieta será suficiente. Y, si bien es cierto que en personas afectadas les aumentan la dosis de esteroles y estanoles, también es cierto que es imprescindible que tomen frutas y verduras. Ya que de no hacerlo, pueden bajar los niveles de carotenoides en sangre de forma evidente.

¿Qué podemos hacer?

Tomar consciencia de la situación y usar remedios naturales.


triglicéridos

Ejercicio. A mi manera de ver, el hecho de que cada vez las personas (y sobre todo los jóvenes) hagan cada vez menos deporte, es un indicativo del desastre que se avecina. Y, muchos dirán: ¡Sí yo ya hago dos horas de deporte tres veces a la semana! Lo que no nos dicen, es que luego se pasan el resto de los días y de las horas sentados en una silla o sillón…

El deporte es indispensable para, entre muchas otras cosas, bajar el nivel de colesterol en sangre. Y luego, claro está, la alimentación.

Es importante ingerir una dieta rica en verduras, frutas, suficiente proteína y tomar sin duda grasas que sean saludables. Además, hacer una dieta baja en carbohidratos de absorción rápida y adecuar dicha dieta a cada persona o metabolismo. Ya que no todos somos iguales…

Artículos que te pueden interesar:


Xavier Turell Nebot

Colesterol
Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!