Seleccionar página

Si queremos saber cómo prevenir las contracturas musculares en el trabajo, debemos tomar consciencia de nuestros actos. Son muchas las personas que durante el día pasan muchas horas sentadas y, al final del día, se sienten rígidas y llenas de contracturas. Los trapecios suelen sobrecargarse al pasar mucho tiempo frente a un ordenador, por ejemplo, y solemos sentir dolor en dicha zona debido a la tensión que se acumula y a la falta de riego sanguíneo. En todos estos casos, nuestra higiene postural es algo que deberíamos tener en cuenta.

La postura es muy importante:

Solemos trabajar de cualquier manera, y eso  no nos ayuda…


cómo prevenir las contracturas musculares en el trabajo

Recuerda que siempre que trabajes con un ordenador, la pantalla debe mantenerse a una buena altura. Es importante que toda nuestra columna se encuentre recta y estirada, especialmente la nuca. Procura relajar los hombros mientras trabajas y no inclinarte hacia delante.

Cada hora, como máximo, intenta levantarte y moverte un poco. Bebe un poco de agua y, si tienes una ventana con una buena vista, intenta pasar unos minutos mirando a lo lejos, para que la vista pueda relajarse también un poco. Antes de volver al trabajo, realiza breves estiramientos para eliminar del todo la tensión acumulada y aliviar alguna pequeña molestia.

Tomar consciencia:

Si no somos conscientes de nuestros actos, mal vamos…


En muchos trabajos no se nos permita hacer este tipo de cosas. Pero, poco a poco, los gerentes van comprendiendo que perder unos diez minutos cada hora para cuidar la salud del trabajador, repercute positivamente en su rendimiento. Es importante que aprendamos a trabajar bien, y a respetar a nuestro cuerpo mientras lo hacemos ya que, en el fondo, todos salimos beneficiados de ellos.

El masaje terapéutico y sus grandes beneficios:

Disponer de un buen masajista es imprescindible.


masaje en Sabadell

Como ya sabemos, ir una vez al mes a darse un masaje terapéutico, nos ayudará a quitar esas contracturas que se van formando poco a poco. Al mismo tiempo que activamos la circulación, y nos relajamos física y mentalmente. Cada vez más la gente toma más consciencia de este tipo de soluciones que, a parte de ser placenteras, son muy útiles y saludables. Además, evitarás una pequeña molestia se convierta en un problema. Y evitarás también el uso de tantos fármacos, antiinflamatorios o relajantes musculares…

Evidentemente, cada dolor debe ser evaluado por un profesional de la salud, y en caso de que los masajes no te alivien deberás consultar con tu médico especializado.

Ejercicios:

Haz algo de ejercicio cada hora de trabajo, notarás la diferencia.


estiramientos

Si notas que tus trapecios están cargados, debes saber que hay muchos ejercicios que pueden ayudarte a descargarlos por tu cuenta. Por ejemplo, si te sientas en una silla con la espalda bien recta y estiras los brazos por encima de tu cabeza, intentando alzar las palmas de las manos hacia arriba (primero un lado y luego otro), será más que suficiente para relajar tu columna.

En realidad, no se trata de hacer grandes acrobacias. Sólo con hacer un suave y bien dirigido estiramiento y en movilizar un poco la zona afectada, ya podemos estar haciendo un buen trabajo.

El secreto: hacerlo durante todo el día. Una hora de trabajo, diez minutos de estiramientos y relax. El día en que tu jefe entienda que no estás perdiendo el tiempo sino ganando efectividad, salud, y rendimiento laboral, la empresa en la que trabajas habrá dado un paso importante. Además, ¡las bajas laborales se suelen reducir casi a la mitad sólo con este tipo de práctica!

Artículos que te pueden interesar:


Xavier Turell Nebot

Cómo prevenir las contracturas musculares en el trabajo
Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!