Seleccionar página

¿Quieres saber cómo dar la vuelta a tu bebé a través de la moxibustión? Un 15% de los bebés se encuentran en posición de nalgas entre la semana 29 y 32 del embarazo. Y, muy pocos de ellos, logran colocarse adecuadamente antes del parto. Si en la semana 38 el bebé no se ha girado, el tratamiento suele ser la cesária. Aunque la última palabra siempre la tiene la madre, es fundamental que entienda los riesgos que hay de tener a su bebé en dicha posición y de forma vaginal.

Causas de una mala posición:

Las causas son desconocidas y variadas, y deben tratarse adecuadamente.


Cómo dar la vuelta a tu bebé

Muchos bebés suelen encontrarse en posición de nalgas en algún momento del embarazo. Pero, sobre la semana 34, la mayoría de ellos se habrán colocado bien.

No se sabe con exactitud porqué se colocan así, pero se sospecha que puede deberse a un parto prematuro, hidrocefalia, a una situación baja de la placenta, a una forma anómala del útero, etc.

Peligros que hay en un parto con un bebé de nalgas:

Debemos ser conscientes y conocer los riesgos que hay. ¡Escucha a tu médico!


La hipoxia o falta de oxígeno debido a que éste se enrede con el propio cordón umbilical o que lo comprima. Podría haber lesiones en el cuerpo del bebé a la hora de intentar sacarlo con el mayor cuidado. Son bebés, y es muy fácil lesionarlos aún no queriendo… También se pueden producir hemorragias intercraneales al comprimir la cabeza por su posición.

¿Cómo dar la vuelta a tu bebé? Versión cefálica (VCE):

Una técnica que se está recuperando, pero que también tiene sus riesgos.


Algunas personas han utilizado está técnica manual para recolocar a su bebé.Ante todo, cabe decir que es muy importante que la realice alguien capacitado, que suele ser personas de mucha experiencia y de cierta edad. Hay riesgos que deben tenerse en cuenta: puede desprenderse la placenta, se pueden provocar roturas de las membranas, no se debe realizar dicha técnica si la madre es Rh positivo, si la madre tiene hipertensión arterial o ya se ha sometido a alguna cesárea con anterioridad.

¿Nos puede ayudar la Medicina Tradicional China?

La moxibustión es de gran ayuda:


Medicina Tradicional China

En el embarazo, mantener el riñón con una buena cantidad de energía es fundamental. Demasiada actividad sexual o más de un parto, agota el Qi de Riñón. Al mismo tiempo, agota el Jing y la sangre de la madre que deben acumularse en el meridiano de la cintura Dai Mai.

Cuando el riñón se encuentra en deficiencia, el feto no puede mantener su posición y se mueve.

Tratamiento con moxibustión:

Cómo dar la vuelta a tu bebé de forma eficaz y sin efectos secundarios.


moxibustión

El tratamiento para girar el bebé según la Medicina Tradicional China es totalmente indoloro y no conlleva ningún riesgo. Para ello se utilizará la moxibustión. Lo ideal es realizarlo entre la semana 32 y 35 del embarazo, pero hay casos de éxito incluso hasta la semana 38. Siempre, y esto es muy importante, bajo supervisión médica.

El tratamiento se hace en consulta y no es necesario estar en un hospital, pero es importante que haya un seguimiento médico para asegurarnos que tanto el bebé como la madre se encuentran en perfecto estado. La cesárea, si hay que hacerla, se hace. Pero vale la pena intentar girar al bebé con esta técnica por su sencillez y efectividad.

La paciente se pondrá en una posición cómoda, y el terapeuta utilizará una barrita de moxa para dar calor al punto 67 de vejiga en ambos pies. Todo apunta a que, gracias al estímulo sobre la producción de hormonas maternas como los estrógenos placentarios o las prostaglandinas, se provoca una contracción del revestimiento uterino. Y, de hecho, muchas mujeres observan como su bebé se mueve casi al instante de comenzar el tratamiento. Esto no significa que se vaya a girar de inmediato, pero sí que la moxa hace su efecto.

¿Puedo hacer yo misma esta técnica en casa?

Ir a un profesional de la salud es siempre lo más aconsejable.


La técnica parece tan sencilla que hay gente que la hace en casa. Aún así, las personas que no están acostumbradas a usar la moxa pueden sufrir accidentes con facilidad: quemar a la mujer, no saber apagar bien el puro de moxa, no saber cómo dirigir el Qi, etc. Por ello, vale la pena gastarse algo de dinero en ir a un buen profesional y estar tranquila. Mi consejo es que vengáis a la consulta con vuestro marido.

¿Hay investigaciones al respecto?

Hay muchas investigaciones favorables, aún no sabiendo porqué funciona tan bien.


Sí, y muchas. Estudios realizados en China y Japón apuntan a que más de un 80% de las mujeres logran girar al bebé sin dificultad al cabo de una semana de tratamiento diario. El momento más indicado según dichos estudios es durante la semana 34. Y un tanto por ciento menos elevado, lo logran en la segunda semana de tratamiento.
Aún así, es importante entender que si el bebé no se gira y no hay más remedio que hacer la cesárea, ésta deberá realizarse. Hay bebés que deciden nacer de esta forma, y, cómo no todos hacen siempre lo que a nosotros nos gustaría que hicieran, es mejor respetar al bebé y dejar que los médicos profesionales hagan también su trabajo.

Resumiendo:


El tratamiento con moxibustión es una técnica muy aconsejada para girar al bebé que viene de nalgas. No hay riesgos para nadie y su efectividad es alta.

Artículos que te pueden interesar:


Xavier Turell Nebot

Cómo dar la vuelta a tu bebé a través de la moxibustión
Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!