Seleccionar página

El hígado, según la Medicina tradicional China:

Descubre sus funciones. y la relación con la alimentación

Según la Medicina tradicional China, cada uno de los órganos principales (hígado, corazón, bazo, pulmón y riñón) tienen ciertas cualidades específicas. Para los chinos, el hígado representa al Hun (el alma etérea), que tiende a influir sobre nuestra capacidad a la hora de planificar nuestra vida y de encontrarle un sentido. También tiene una relación directa con nuestros sueños y nuestras aspiraciones: la creatividad, las metas, los nuevos proyectos… Y con nuestra determinación. Se dice que el hígado filtra las emociones antes de que lleguen al corazón y a los pulmones. En realidad, el hígado no deja de ser un filtro lleno de sangre que funciona a través de miles de reacciones enzimáticas. Debido a las múltiples enfermedades que éste órgano puede tener, debemos cuidarlo bien.

Propiedades del hígado:

El hígado puede sufrir muchas enfermedades de difícil tratamiento.

El hígado, es un órgano que actúa en el metabolismo de los lípidos, de los carbohidratos, en la síntesis de ciertas proteínas, almacena glucógeno, vitamina B12, hierro… Pero, sigamos con la Medicina Tradicional China. La sangre acumulada en dicho órgano, impide que el exceso de calor ascienda; es decir, que se produzca un recalentamiento excesivo durante su actividad metabólica. Ante una insuficiencia de sangre el Yang ascenderá con más facilidad y producirá dolor de cabeza. Justo en la zona superior (coronilla). Pasar muchas horas frente al ordenador, frente al móvil o dormir poco, producen este tipo de problemas. 

El hígado y el elemento madera:

El hígado corresponde al elemento madera, cuya energía es ascendente y expansiva. Existe una relación directa con los músculos, el diafragma y, sobre todo, con los tendones de todo el cuerpo. ¿Por qué tratamos entonces el hígado cuando hay tendinitis? El tendón suele tener poco riego sanguíneo. Si hay sequedad en el hígado, los tendones estarán mal nutridos y se lesionarán con más facilidad. Por eso hay que tonificar el Yin de hígado. El estado de las uñas y del pelo nos puede dar indicios de cómo se encuentra nuestro hígado. Finalmente, deciros que el hígado tiene una relación muy importante con los ojos: sequedad, conjuntivitis, etc.

Estancamiento de Qi de Hígado:


El Qi de hígado necesita moverse con fluidez. Si se estanca, produce dolor y dificulta el buen funcionamiento de otros órganos. En estos casos, hay que tomar alimentos dulces y ligeros. Si hay calor-humedad (debido al alcohol, fritos, etc.) es aconsejable tomar verduras fermentadas, nabos, rábanos, perejil o verduras amargas. La cúrcuma es muy aconsejable para el estancamiento de Qi de hígado, igual que la levadura de cerveza o el germen de trigo. Al hablar de alimentos dulces, me estoy refiriendo a: cebada, alfalfa, apio, tomate, brócoli, judías verdes, anís estrellado, pescado blanco, semillas de lino, sésamo negro, o germinados en general (de los que hablaremos muy pronto en un nuevo artículo). Es aconsejable también realizar deporte activo, para liberar estrés y sentirse mucho mejor.

La acupuntura para el tratamiento del hígado:

Las acupuntura, junto a otros elementos, puede ser un buen método para tratar el hígado.

Sin duda, la acupuntura es una técnica que beneficia y mucho a cada uno de nuestros órganos. como veremos más adelante, el hígado puede verse afectado por múltiples motivos. Entre ellos, el más común, son los problemas emocionales. Pero hay más, como la alimentación y la forma de vida. La acupuntura, junto a la fitoterapia y a una vida más sana, logrará mejoras sustantivas en cualquier trastorno. Ya sea del hígado, como de cualquier otro órgano.

XAVIER TURELL Masajista / Acupuntor

Abierto de lunes a viernes de 09:00h a 21:00h y sábados de 09:00h a 14:00h.

¿Qué perjudica al hígado?:

La alimentación es crucial para mantener al hígado en buen estado.

El hígado se intoxica con todo aquello que llega a nuestro intestino. Cuando consumimos alimentos de baja calidad y llenos de toxinas, éstos, tarde o temprano, le afectarán al hígado. Si tomamos alcohol, un exceso de frutas o de alimentos picantes, de lácteos… Todo ello debilita nuestra fuerza digestiva y puede producir permeabilidad intestinal. Así, la mucosa intestinal deja pasar a la sangre sustancias que nunca deberían haber llegado hasta allí. Y, todo esto, termina por afectar al hígado y a otros órganos. Muchos problemas cutáneos tienen su origen en la falta de sangre en el hígado: sequedad, eczemas, erupciones… el picor también nos indicará la falta de sangre y el exceso de calor.

Para ello, deberemos eliminar alimentos de naturaleza caliente: carnes rojas, pollo, fritos, alcohol, picantes, ajo, cebolla… y sustituirlos por alimentos de naturaleza fría o fresca: diente de león, achicoria, apio, cúrcuma (raíz), lechuga, salvado de trigo, etc. Cuando no hay picor en la piel, suele indicarnos una insuficiencia de sangre pero sin síntomas de calor.

Relación del hígado con otros elementos:

El hígado tiene una relación directa con los ojos, los tendones, etc.

Como decía, según la Medicina tradicional China el meridiano de hígado nutre directamente a los ojos. El ojo está lleno de líquido: humor vítreo, humor acuoso… por lo tanto, tiene una estructura Yin. El calor y la luz secan y drenan el Yin. Por eso, trabajar muchas horas con el ordenador, mirar las pantallas de los móviles, etc. hacen que nuestra salud visual empeore. No a los pocos días. Con los años, nos damos cuenta de que la vista se nos cansa más rápidamente, que empezamos a ver borroso y, aunque no le demos importancia a la luz luminiscente, la tiene y mucha.

La aparición de “moscas”, de pequeños puntos borrosos que se mueven en nuestro campo visual, es un claro ejemplo de deficiencia de sangre en el hígado. Por último, hay que entender la relación que hay entre el hígado y la menstruación. 

A tener en cuenta para el tratamiento del hígado:

Si hay un exceso de calor en el meridiano de hígado, puede aparecer un exceso de sangrado en la regla. Si tomamos alimentos muy calientes o picantes cuando se tiene la menstruación, podríamos favorecer la menorragia. Si, por contra, tomamos alimentos de naturaleza fría (quizá para compensar el ejemplo anterior), podremos detener la hemorragia, pero luego tendremos un fuerte dolor en los ovarios debido al frío. Así, durante la menstruación, es importante no tomar alimentos ni muy calientes ni muy fríos. Evitar los picantes, el ajo, la cebolla cruda, el hinojo, el alcohol, el jengibre…

En cambio, cuando hay una insuficiencia de sangre podemos encontrar ciclos menstruales inferiores a veintiocho días, (algo habitual si existe sensación de frío por falta de Qi en los riñones o por frío en el útero), que la menstruación sea escasa, o, incluso, que haya amenorrea. Los coágulos también son un indicativo de estancamiento del Qi de hígado, muchas veces a causa del estrés o malestar emocional.

¿Cómo nutrir la sangre del hígado?:

Es fundamental que la sangre del hígado esté en buenas condiciones.

Podemos toma alimentos como el trigo (kamut, espelta, centeno, cebada, avena), las nueces, las azukis, las algas, o las legumbres aliñadas sólo con un buen aceite. Las habas, o los pistachos, son muy beneficiosas para el hígado. La alcachofa es dulce y tonifica también el Yin de Hígado. El alga chlorella ayuda en la formación de la sangre, es rica en ácidos nucleico, y depura el organismo de los metales pesados.
Así mismo, recuerda que todos estos alimentos deben estar bien cocinados. Si tenemos una buena digestión no tendremos tantos problemas, pero, si hay debilidad intestinal, lo mejor es que los alimentos estén bien preparados.


¿Qué alimentos debemos evitar si queremos nutrir la sangre de Hígado?

Es importante evitar, como ya he dicho antes: el café, el tabaco y el vino (alcohol). A nivel de especias, es importante evitar el romero, la artemisa, la sal, y la cúrcuma (el rizoma). Además, tenemos que tener cuidado con el rábano, la achicoria, el vinagre, los picantes (que nos hacen sudar y debilitan el Qi y la sangre), y los ayunos.

Relación de alimentos y sabores:

Según el sabor de cada alimento, podemos tonificar cada uno de nuestros órganos.

Los alimentos salados producen sequedad y contracción. Pueden bloquear la energía y producir Calor en el Hígado. En cambio, los alimentos dulces son hidratantes. Ascienden la energía y la expanden. Pero cuando digo dulce, no me refiero al azúcar de mesa que todos conocemos. Ya que este azúcar es secante y desmineraliza, acidifica… El dulce al que me refiero lo encontraremos en los cereales, las legumbres, las verduras, algunas frutas, semillas, et. Tendremos que evitar también los alimentos amargos, ya que también tienen un efecto secante. Como os decía: café, tabaco…

El sabor astringente (manzana, membrillo, o el té con limón, ayudan cortar las diarreas y a desinflamar las mucosas debido a un exceso de humedad. Esto suele ocurrir en personas que toman lácteos, grasas, o azúcares. Cuando tengamos una deficiencia de sangre de Hígado, hay que evitar tomar alimentos picantes: pimienta, chile, curry… Este tipo de alimento suele ser secante, y pueden contribuir a una pérdida de líquidos, por ejemplo, aumentando el sudor.

Síntomas del hígado. ¿Qué podemos hacer?

Repasemos los síntomas del hígado y como podemos mejorarlo.

  • Si sufrimos síntomas de Calor con poca Humedad, es útil tomar alimentos dulces y un poco de los amargos.
  • Si tenemos Calor con Humedad, habrá que tomar alimentos amargos y picantes (pero picantes de naturaleza fríos: menta, raíz de cúrcuma, estragón o germinados). No deberemos tomar alimentos dulces.
    Si nuestro Bazo está débil no tomaremos alimentos fríos o frescos. Como mucho, alimentos neutros.
  • Si encontramos síntomas de sequedad (por ejemplo, en una hepatitis donde no hay síntomas excesivos de Humedad), se pueden tomar alimentos dulces como el centeno, el apio, las alcachofas, las espinacas, el trigo, la cebada, las moras, las judías verdes, las manzanas, etc.
  • Si hay Calor-Humedad (como es el caso de las inflamaciones), tomaremos alimentos amargos y picantes de naturaleza fría: Apio, achicoria, lechuga, espárragos, diente de león… Sobre todo, cuando no se produce suficiente bilis para combatir el exceso de grasas y fritos. Y también cuando hablamos de gente que bebe alcohol o que tiene piedras en la vesícula.
  • En aquellas personas que han tenido que tomar mucha medicación y en su cuerpo hay un exceso de toxinas. Tendremos que tomar alimentos ácidos, salados y dulces, tibios y neutros. La función principal será la de movilizar el Qi de Hígado. El dulce tonificará la sangre y el Yin de Hígado, aumentando la secreción de bilis. Los lichis son un claro ejemplo.

En resumen:

Una insuficiencia de sangre o de Yin suele provocar síntomas de Calor, sequedad, de Viento-interno o de Fuego. Para ello, deberemos tomar alimentos que enfríen el Fuego que asciende y que tonifiquen el Yin. Es decir, alimentos dulces, amargos neutros y frescos. Pero hay que tener en cuenta, que sólo tomaremos este tipo de alimentación cuando hay un ascenso del Yang.

Estancamiento de Qi de Hígado:

Un síndrome muy común que se relaciona muchas veces con el nivel emocional.

El estancamiento del Qi de Hígado tiene mucho que ver con el factor emocional. No digo que sea el único, pero es importante. Hay que tener en cuenta que el Hígado hace de filtro de la sangre, y en China se entiende que también lo hace de nuestras emociones. Cuando estas no se procesan como es debido, el Qi de Hígado se estanca.
Hay ciertos alimentos que favorecen a dicho estancamientos. Por ejemplo: los lácteos, los alimentos fritos, los frutos secos, los alimentos ácidos, el exceso de sal, los embutidos, el pollo, los huevos o las carnes. Los alimentos que deberíamos tomar cuando hay estancamiento del Qi de Hígado son dulces y ligeros.

Evitando así los calientes como el alcohol, el café, el azúcar, etc. Así mismo, la actividad física y aeróbica contribuirá enormemente a sentirse mejor en estos casos.

Viento de hígado:

Es un síndrome que según la Medicina Tradicional China, afecta mucho al hígado.

Producido por un ascenso de Calor crónico que fluye hacia arriba, deteriora al Yin; es decir, a los fluidos y a la sangre. Pero existen más teorías del por qué se produce:
La principal es por un exceso de calor en el Hígado que acabo de explicar.
Puede existir una insuficiencia Yin de Hígado debido a un estilo de vida perjudicial, como por ejemplo a una mala alimentación.
Puede haber un estancamiento del Qi de Hígado debido a problemas emocionales.
Podemos sufrir insomnio crónico debido a una insuficiencia de sangre.
Puede deberse a una mala alimentación: excesos de picantes, alcohol…
Puede haber un exceso del uso de ordenadores o pantallas luminiscentes.

El viento de hígado puede producir temblores, calambres, mareo, vértigo, acufenos, dolor de cabeza, tics, inestabilidad emocional. Para combatir todos estos síntomas (debidos al “Viento”) deberemos evitar todos los alimentos que tengan una naturaleza picante y ácida. Y, al mismo tiempo, tomar trigo, cebada, mijo, mochi, aceite de lino, espirulina, chlorella, aceite de onagra, mero, lenguado, sepia o calamar, alcachofas, zanahorias, legumbres, kuzu… Hay que evitar alimentos secos: pan, galletas de arroz…

¿Tonificar el Hígado según la Medicina Tradicional China?

Descubre la forma de tener un hígado sano.

Cuando hay un trastorno de insuficiencia de sangre en el Hígado, podemos recurrir a ciertos remedios. La alga espirulina y la alga chlorella son beneficiosas, pero hay que tener en cuenta que la primera tiene una naturaleza fría, y la segunda es neutra. Las verduras fermentadas nos ayudan a eliminar toxinas del Hígado y a mejorar la digestión de las grasas. El Dong Quai, es muy útil cuando hay deficiencia de sangre ya que tonifica al Bazo. La Ho Shou wu está indicada para la caída del cabello, para el estreñimiento por deficiencia de Yin, el insomnio, las palpitaciones; aparte de que ayuda a eliminar el colesterol.

La Dong Quai y la Ho Shou wu, se pueden tomar juntas. Finalmente, las bayas de Goji también tonifican la sangre y beneficias la vista. Alimentos como la chirivía, las castañas, la zanahoria, el brócoli o las espinacas tonifican la sangre del Hígado y benefician al Bazo. Ya que hay una estrecha relación entre el Bazo y el Hígado (según los chinos), también podremos tomar sustancias que lo tonifiquen. El mijo, por ejemplo, estimula la digestión de los alimentos. Las lentejas rojas, las azukis o el pescado, tonifican el Bazo. El shiitake es un gran desintoxicante que también ayuda al Hígado.

En verano hay que cocinar los alimentos sin taparlos. En invierno se deben tapar y cocinarlos al vapor, por ejemplo, o con olla exprés. Así el Qi de los alimentos se vuelve más recogido y descendente.

Xavier Turell Nebot

Masajista / Acupuntor en Sabadell

-El hígado, según la Medicina Tradicional China-