Seleccionar página

¿Qué es la fascitis plantar?

¿Sientes dolor en la planta del pie? Ten en cuenta lo expuesto a continuación.

La fascitis plantar suele dar un intenso dolor en la planta del pie. Se nota más al correr, o al levantarse por las mañanas de la cama. Su causa es una inflamación de la fascia plantar, un tejido conjuntivo que ocupa desde el calcáneo hasta la cara anterior del pie. Este tipo de lesión suele iniciarse en la base del talón (en el hueso calcáneo). Una tensión excesiva de los músculos de la pantorrilla (por ejemplo el gastrocnemio, o el sóleo), suelen producir inflamación y dolor, ya que están conectados al calcáneo a través del talón de aquiles. Sus síntomas más comunes son: dolor en el talón y en la zona media del pie.

Es necesario tener en cuenta que la inflamación de la fascia (muy común en personas con el arco plantar elevado) puede conllevar microdesgarros en la misma. Además, en los casos graves, la recuperación suele ser muy lenta y llegar a durar meses.

Prevenir la fascitis plantar.

Utiliza pequeños remedios para liberar la musculatura del pie.

La forma de caminar y el tipo de pie que tenemos es crucial en esta patología. A la hora de prevenir este tipo de lesiones, lo mejor que podemos hacer ante todo es visitar un podólogo. Éste os realizará un estudio de la pisada, y os indicará si es necesario llevar plantillas o no. Realizar estiramientos del tendón de Aquiles será también beneficioso. Y rodar el pié sobre una pelota, hacia delante y hacia atrás con suavidad, os dará un masaje agradable y relajará toda la fascia plantar. Por eso, los masajes terapéuticos realizados por un profesional pueden ayudar a quitar la tensión excesiva en los músculos del pie. Al mismo tiempo, es aconsejable trabajar el tobillo y los músculos de la pierna, para que el trabajo sea completo y su efecto más intenso.

Tratamiento para la fascitis plantar.

Masajes o la Medicina China, suelen ser buenos aliados. Pero hay que tener algo de paciencia.

dolor en la planta del pie

Cuanto antes nos tomemos el asunto en serio, mejor. Dependiendo de la gravedad de cada caso, será necesario realizar más reposo o menos. Y, cuando ya no duela, es muy importante volver a la actividad física de antes poco a poco. Cuando no se le da el tiempo necesario para la recueración, o se intensifica el esfuerzo demasiado pronto, la lesión vuelve a aparecer; y quizás con más intensidad.

La Medicina Tradicional China suele dar buenos resultados. En mi consulta, el tratamiento va enfocado, inicialmente, a tratar puntos locales en el pie o tobillo. Son en dichos puntos donde se puede utilizar la electro-acupuntura o la moxibustión (según el caso). Así mismo, también se usan puntos distales para relajar los tendones. Incluso el martillo de siete puntas puede dar también buenos resultados. Así como un masaje intenso de toda las fascia.

Pulsa AQUÍ para ver todas las técnicas que se pueden utilizar.

¿Qué es el espolón calcáneo?

La relación con la fascitis plantar y su importancia en el tratamiento a tiempo..

Se trata de una calcificación que se produce en el hueso calcáneo. Se diagnostica con rapidez a través de una simple radiografía.  Esta calcificación se produce debido a una inflamación crónica de en el lugar de inserción de músculos y fascia del pie. La zona empieza a endurecerse, y al formarse cristales en la zona afectada se calcifican. Así que, podemos decir que es una de las consecuencias de no tratar la fascitis plantar. El sobrepeso también es un factor que hay que tener en cuenta. Y, a veces, una caída o golpe en la zona también podrían producirlo.

Para este tipo de dolencia hay que tener paciencia, y no querer ir demasiado deprisa en su recuperación. Hay que insistir en los ejercicios, en el masaje, y no dejar las cosas a medias. Algunos teraéutas aseguran que las ondas de choque son un buen remedio para la fastitis pero, si no tenemos en cuenta todo lo anterior, los resultados tardarán en llegar.


¿Frío o calor?:

El gran dilema para muchas personas. Unos dicen frío, otro calor…

Ante todo, hay que utilizar el sentido común. El frío contrae la musculatura y los tejidos, mientras que el calor produce un efecto de vasodilatación.  Por consiguiente, cuando anguien se da un fuerte golpe en el tobillo (por poner un ejemplo) y se le pone morado y se le hincha, es necesario aplicar frío de inmediato. Por contra, cuando ya no hay más hinchazón (suele suceder a las 48 horas aproximadamente), el frío ya no sirve de nada. En este caso, lo que necesitaremos será eliminar líquidos, toxinas, y restablecer la buena circulación de sangre en la zona. Entonces se deberá aplicar calor. Más adelante, en otros artículos, iré explicando más cosas sobre este asunto tan fácil y controvertido al mismo tiempo. Pero, de momento, nos quedaremos con lo dicho.

Para estos casos de fascitis plantar tenemos que tener en cuenta que, si se trata de un caso agudo y la inflamación es reciente, aplicar frío a la zona puede ser beneficioso. Aún así, las personas que vienen a verme a la consulta suelen llevar mucho tiempo con molestias, y el calor (como ya dije antes) suele ser lo más indicado.

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-La fascitis plantar-