Seleccionar página

La fertilidad:

Nuestra sociedad actual no muestra el mejor ambiente para poder tener hijos.

Sin duda, la fertilidad es hoy en día un gran problema social. El ambiente que respiramos en nuestro medio, los alimentos que tomamos, el estrés… Todo afecta al proceso de fertilidad. ¿Tiene solución? La verdad es que podemos potenciar la fertilidad a base de cambios en nuestras vidas. Pero, por desgracia, si no tomamos consciencia de nuestros actos, la fertilidad tendrá su futuro sólo en las clínicas de fertilidad artificial. Deberíamos recuperar nuestros orígenes. Respetar la naturaleza, el medio en el que vivimos. De lo contrario, mantener a nuestros hijos será muy caro, pero más caro será tenerlos.

¿Qué podemos hacer?

Tomar consciencia de la forma en que vivimos es esencial.

embarazo sano

Lo primero que toda mujer debe hacer es conocer su cuerpo y saber cómo funciona. ¿Cómo se encuentra el ciclo menstrual? ¿Va todo bien? Es importante ir siempre al ginecólogo y estar tranquila. Y, sobre todo, hacer todas aquellas preguntas que una se hace y quizá no se atreve a hacer a los demás.

La información no sólo te dará tranquilidad, sino también conocimiento.

Tener en cuenta las hormonas:

La mujer es un baile de hormonas. Es importante entender su funcionamiento.

Hagamos un breve repaso de las hormonas más habituales y de qué funciones realizan en el cuerpo de una mujer.

  • Los estrógenos son importantes para tener un ciclo menstrual saludable. Son responsables de los cambios, tanto físico y mentales, que tienen las mujeres tras la menstruación. Nos ayudan también a regular el colesterol y a formar huesos.
  • La progesterona se libera en el cuerpo lúteo tras la ovulación. Engrosa el endometrio, estimula su circulación sanguínea, ayudando a que el embrión pueda implantarse en el endometrio y nutrirse de él.
  • La hormona folículo estimulante (FSH), regula la función de los ovarios. Aumenta hasta llegar al máximo en la fase ovulatoria. Modula la producción de los estrógenos, y estimula el crecimiento de los folículos en el ovario.
  • La LH, u hormona luteinizante, también estimula el crecimiento de los folículos y la maduración del óvulo. Tanto la LH como la FSH se producen en la hipófisis. Tras la ovulación, la LH estimulará el cuerpo lúteo para que produzca progesterona.


Cuando la mujer busca un embarazo a través de la reproducción asistida, se suelen tener en cuenta los niveles de la hormona antimulleriana. Ya que si sus valores son altos, existen más posibilidades de que el tratamiento funcione.

Microbiota y fertilidad:

En fertilidad, cada vez más le damos más importancia a los que comemos.

comida para la infertilidad

Cuando la macrobiota se encuentra en buen estado, ésta nos ayudará a eliminar el exceso de estrógenos de nuestro organismo. Cuando hay un exceso de estrógenos en la mujer, podemos encontrar dolor en la menstruación, formación de miomas o enfermedades como la endometriosis. Además, cuando la macrobiota no es adecuada, pueden surgir problemas como infecciones por hongos, ya que el sistema inmunitario se debilita. Todo ello, afecta en gran medida a la fertilidad.

Es importante tener en cuenta que la flora vaginal está compuesta por un 89% de lactobacilos. Estas bacterias impiden la invasión de virus o bacterias patógenas, y evitan las infecciones. Para que el esperma se deslice bien en el interior del útero, es importante que el Ph sea adecuado y que las bacterias que haya sea las adecuadas. Lactobacillus crispatus, lactobacillus iners, lactobacillus gasseri, etc. Tened en cuenta también que algunos estudios ya nos dicen que la flora vaginal, se forma en el intestino. Así que tomar alimentos probióticos nos puede beneficiar para lograr nuestro propósito./span>

¿Y las vitaminas?

Junto a los alimentos y la macrobiota, las vitaminas son de gran importancia.

Aunque hoy en día podemos tomar múltiples suplementos y pastillas multivitamínicas, la mejor fuente de vitaminas la encontraremos, como siempre, en la alimentación. Hay que evitar tomar cualquier alimento procesado. Aumentar el consumo de verduras de hoja verde, las legumbres, las semillas, la toma de agua y el aceite de calidad.

Tener los niveles de la vitamina B en orden nos ayudará a evitar abortos espontáneos. En llos hombres, la vitamina B12 mejora la calidad del esperma. Mientras que en las mujeres les ayuda en la formación del endometrio. Si la mujer se siente muy iirritada,podría faltarle vitamina B6. Ya que esta vitamina ayuda a sintetizar la serotonina. Podemos tomar B6 al comer arroz integral, avena, legumbres,plátanos…

Infertilidad masculina:

La fertilidad es cosa de dos. El hombre también debe cuidarse…

infertilidad masculina

Hoy en día, sabemos que la calidad del esperma es un reflejo de lo que el hombre ha estado comiendo unos dos meses antes. Por lo tanto, para mejorar la calidad de éste, será necesario cambiar los hábitos alimentarios de por vida.

Algo que beneficiará a la fertilidad, pero también al propio hombre. Cuando hay un bajo contenido de esperma, se suele encontrar también bajos los niveles de zinc y de selenio. Es importante tomar nueces de brasil,, almendras, pipas de calabaza, lentejas, alubias, guisantes, ajos, champiñones…

Los disruptores endocrinos:

Sin que nos demos cuenta, son los grandes enemigos de nuestra salud.

Desgraciadamente, no deberíamos olvidarnos de ellos. De hecho, no sólo afectan a la fertilidad, sino que perjudican gravemente nuestra propia salud en general. Las sartenes, el teflón, insecticidas… contienen (PFC) compuestos perfluorados, que reducen las posibilidades de fertilidad. El bisfenol A (BPA) también es tóxico, y lo encontramos en las latas, tápers de plástico, y en muchos utensilios de cocina.

La exposición a los disruptores endocrinos produce enfermedades autoinmunes. Degenerativas, infertilidad o sensibilidad química.

Medicina Tradicional China y fertilidad:

Sin duda, uno de los complementos más beneficiosos que hay hoy en día.

Cada vez más, encuentro parejas de 30 y 40 años que les cuesta tener hijos. El ritmo de vida, el estrés, la mala alimentación, la presión psicológica y emocional, e dormir poco… Todo suma y dificulta el embarazo. En realidad, para que la mujer puede quedar embarazada, su aparato reproductivo debe estar lleno de Qi. Es en el Riñón donde se guarda la “esencia vital”, de gran importancia en la fecundación.

Así mismo, para que el endometrio se forme adecuadamente necesitará el Qi del Bazo. Muchas mujeres tienen una insuficiencia de Riñón y Bazo, que sumado a un útero frío (algo muy común en la infertilidad), hacen que la mujer no pueda quedar embarazada.

Evidentemente, hay que descartar otras posibilidades: quistes ováricos, miomas, problemas en las trompas, fibromas, baja reserva ovárica… Será imprescindible ir siempre al ginecólogo antes de empezar un tratamiento con acupuntura para descartar dichos factores.

La Medicina China equilibra a la persona. Regula el Qi y la sangre, tonifica el Yang en caso de deficiencia y sigue todo el proceso de la FIV. Mejora el endometrio, relaja al paciente, ayuda a que el embrión implantado enraíce y facilita su crecimiento. Como método complementario, es uno de llos mejores que hay hoy en día.

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

Fertilidad

Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!