Seleccionar página

Suelo oír a mucha gente hablar sobre la gente tóxica. Hasta tal punto, ¡que al final veo este tipo de gente por todas partes! Y es verdad que hay muchas gente que manipula a los demás en busca de su beneficio. La gente tóxica, puede usar sus artimañas tanto a nivel verbal como por escrito. Y uno de los ejemplos que más vais a reconocer es sin duda las conversaciones de Whatsapp. Así que vayamos a repasar muy rápidamente qué deberíamos hacer todos al respecto.

Identificar a la gente tóxica:

Lo primero que hay que hacer, es saber idintificar a estas personas.


gente tóxica

Lo primero que hay que hacer es identificar a estas personas a las que llamamos tóxicas. ¿Qué las puede delatar? Bien, son esas personas que te hacen sentir inferior, que te suelen causar frustración o estrés, y que cuando te alejas de ellas se alivian todos estos males.

Si te ocurre esto con alguien, muy posiblemente se trate de alguien tóxico.

¿Cómo es una persona tóxica?

Descubre sus características más comunes.


Como nos muestra Bernardo Stamateas en su libro “Gente tóxica”, se utilizan distintas argucias para intoxicar a los demás. La agresividad verbal es una de ellas, y una de las formas de crear inseguridad en la otra persona. Luego hay los cotillas, los criticones, los narcisistas, los manipuladores, los que hacen chantaje emocional, o los que se pasan todos el día de víctimas de la sociedad. Sea lo que sea, el objetivo es hacer sentir peor al prójimo para que tú siempre esté por encima o te salgas con la tuya.

Suelen ser personas muy egocéntricas, que sólo disfrutan con su éxito y no con el de los demás. Siempre atacan al más débil debido a su propio complejo de inferioridad. Intentan controlar a los demás a través del cotilleo, son ansiosos, suelen tener alguna que otra obsesión, y siempre se creen poseedores de la verdad. Intenta llevarle la contraria a uno de ellos, y verás lo que pasa… Como son el centro de su universo, sólo escuchan a los demás con la intención de manipular al otro.

¿Qué debería hacer?

Saber actuar a tiempo es de vital importancia.


chantaje emocional

Cuanta más energía le des a esa persona más débil te sentirás. Así que, lo primero, es no focalizar toda tu atención sobre ellos. Si le vas dando vueltas a la cabeza estas acabado. Si les hablas a tus amigos constantemente sobre dicha persona y lo que hace, alimentarás sin quererlo todo tu malestar; al mismo tiempo que le darás fuerza a la otra persona. Si vas guardando tu ira y tu frustración, al final perderás los nervios, algo que le irá de perlas a la persona tóxica; intenta controlarte. No permitas que te ataquen verbalmente: o te defiendes con calma pero con contundencia, o haces oídos sordos…

Así pues, no le des la atención que reclama, no le des más vueltas, no guardes rencor. En definitiva: no entres en su juego.

Gente tóxica | Lo más importante:

Hay cosas que no deberías olvidar para poder protegerte de ellos.


Ser feliz

Suelo, como os decía al principio de este artículo, oír a mucha gente que habla sobre este tipo de personas tóxicas. Saben muchísimo, y muchos se han leído libros y libros sobre técnicas de manipulación.

Entonces, van diciendo: “¡Mira,mira! ¡Esto es lo que hace Juan, es igual! ¿Ves cómo manipula? Y yo me río por dentro y pienso: ¿quién manipula realmente? ¿Juan? ¿O la persona que critica a Juan en voz alta con el libro de toxicidad en las manos?

Y es que quejarse es tan de todo el mundo es tan fácil…

Por ello, en mi consulta, cuando sale el tema con alguien siempre le felicito por todas las cosas que sabe sobre la gente tóxica y cómo defenderse de ésta. Y antes de irse les hago una última pregunta antes de cerrar la puerta: ¿Y tú? ¿Eres una persona tóxica?
Reflexionemos…

Artículos que te pueden interesar:


Xavier Turell Nebot

Gente tóxica
Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!