Seleccionar página

La gota es una enfermedad que se caracteriza por una excesiva acumulación de ácido úrico en el organismo. Esto es debido a la producción de demasiado ácido úrico a través de las purinas que ingerimos en nuestra dieta, a las que ya tenemos en nuestro propio organismo, o porque existe una incorrecta eliminación a través de la orina. La dolencia suele evolucionar con crisis agudas de dolor e inflamación conforme se van depositando los cristales de uratos, localizados normalmente en las articulaciones. Lo más habitual es que su aparición sea brusca, notando un fuerte dolor en la articulación del dedo gordo del pie al menor movimiento. Entonces, el dedo aparece hinchado, hipersensible y caliente. Y, si no se trata como es debido, podemos cronificar sus síntomas con la formación de más depósitos de urato sódico tanto en articulaciones, en tendones, o en tejidos blandos.

Además, las crisis dolorosas no son la única manifestación que encontraremos. Podemos hallar otro tipo de molestias como deformaciones y limitaciones en los movimientos. Por ello, es fundamental visitar al médico para que realice un buen diagnóstico y tratamiento.

La dieta es fundamental en este tipo de patología. Comidas copiosas a base de carnes y grasas no nos ayudarán demasiado. Al igual que la fatiga intensa y prolongada, algunas curas de adelgazamiento o el consumo de alcohol, que aumenta el nivel de ácido úrico en la sangre. Hay que evitar tomar vísceras: sesos, riñones o hígado; y carnes rojas y pescados como las anchoas, las sardinas, los arenques, la trucha, el salmón y el marisco. También todos los derivados del cerdo, y algunos vegetales como el berro, la coliflor, los champiñones, los espárragos, las espinacas, las lentejas, los guisantes, las judías, los rábanos… Se deben evitar las salsas, los estofados, el vino tinto, el champán y los licores en general. Así mismo, se recomienda beber bastante agua todos los días. El agua favorece el arrastre del ácido úrico al riñón; siempre que éste se encuentre en buen estado.

EL DEPORTE:


Muchas personas que padecen gota pueden estar algo obesas, siendo aconsejable que adelgacen un poco. La dieta, en estos casos, debe ser moderada. Y esto es importante porque las pérdidas bruscas de peso son perjudiciales. Se recomienda hacer gimnasia, aunque no todos los ejercicios son adecuados en estos casos. Hay que eliminar cualquier ejercicio de impacto para evitar dañar las articulaciones. Los ejercicios isotónicos (que implican movimientos de las articulaciones, acortamiento y alargamiento de los músculos) dan muy buenos resultados. Siempre debemos evitar ejercitarnos en exceso. La natación es una excelente terapia en estos casos. Y, los ejercicios aeróbicos que se realizan dentro del agua, son fabulosos para ayudar a reducir la tensión que pueda haber en las articulaciones. Es imprescindible ir haciendo los ejercicios poco a poco, y no empezar demasiado fuerte. Andar también nos ayudará, aunque hay que andar todos los días durante al menos, una hora.

En la mayoría de los casos la evolución será favorable. Lo más habitual es que se produzca un primer ataque y que luego el dolor remita. Pero si no se trata adecuadamente, las crisis pueden irse repitiendo cada vez con mayor frecuencia y en más articulaciones. Hay que tener en cuenta el factor hereditario. Piensa que un gran número de pacientes tienen parientes aquejados de esta dolencia (normalmente el padre). El estilo de vida también es un factor a tener en cuenta. El 88% de las personas que tienen gota son sedentarias. Síntomas como las cefaleas, las palpitaciones, o el dolor en el dedo gordo del pie, pueden ayudarnos a predecir un ataque de gota. También hay que tener en cuenta que, debido a que es en el riñón donde se elimina el ácido úrico, si éste no funciona correctamente podríamos acumular un exceso y producir cálculos. De ahí su relación con los cólicos nefríticos.

meridianos

Para la Medicina Tradicional China, la gota consiste en una plenitud Yin del elemento tierra que agrede al riñón (teoría de los cinco elementos). Las preocupaciones en exceso atacan al bazo, igual que la ira, la frustración o los estados coléricos, que provocan Fuego de Hígado que también ataca al bazo. Por eso, se dice que las personas que sufren gota son más agresivas o Yang, ya que tienden a calmar el fuego aumentando el Yin a través de la ingestión excesiva de alimentos. Curiosamente, el meridiano de Bazo comienza en el dedo gordo del pie… En una gran mayoría de los casos, la acupuntura suele ayudar a calmar el dolor producido por la gota. Aunque es fundamental mantener una dieta equilibrada y realizar un adecuado seguimiento por vuestro médico.

Por otra parte, hay una serie de alimentos que pueden beneficiaros. Las fresas son diuréticas y beneficiosas para la hiperuricemia y la litiasis renal, además de aportar un efecto antiinflamatorio natural. El arándano rojo es muy utilizado para tratar las infecciones del tracto urinario, pero también ayuda a eliminar el ácido úrico. La sandía es una fruta alcalina y contiene abundante agua. El perejil, las alcachofas y, cómo no, la cebolla.

Xavier Turell Nebot
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS


Masajista en Sabadell

Gota