Seleccionar página

¿Eres hiperlaxo?

Algunas personas presumen de ser hiperlaxos pero, ¿es algo que debemos tener en cuenta?

Las personas que sufre hiperflexibilidad, tienden a sufrir más lesiones deportivas. En realidad, no tendrían porqué, pero la falta de conocimiento hace que las tengan. Muchos padres que traen a sus hijos a mi consulta teniendo hiperlaxitud, me cuentan que sufren al ver como estos doblan el brazo o las piernas mientras se ríen de ello. Para ellos, ser tan flexibles es un don que los diferencia de los demás. Pero, lo que no saben, es que lo que puede ser algo muy gracioso, puede conllevar problemas severos más adelante.

Qué hacer si eres hiperflexible:

No se aconseja forzar las articulaciones ni moverlas con hiperflexión si tienes hiperflexibilidad.

Lo primero que debemos hacer es intentar no estirar las articulaciones en exceso. Si los ligamentos ya son flexibles, es absurdo seguir dándoles flexibilidad. Al hacerlo, vamos debilitando cada vez más nuestros ligamentos y desprotegiendo las articulaciones. No, hay que ser flexibles pero sin forzar. Al mismo tiempo, en estas personas es fundamental enfortecer su musculatura. No se trata de hacer pesas.

En realidad, es importante trabajar la musculatura más interna a través de ejercicios de resistencia pasiva. Lo importante en ellos, es fortalecerse desde el interior hacia el exterior. Potenciar la musculatura más corta primero y luego la más voluminosa y más externa del cuerpo. De este modo, los ligamentos se verán más protegidos y también más fuertes.

Ejercicios que podemos hacer:

Debemos realizar ejercicios especiales para fortalecer las articulaciones.

En realidad, aunque la hiperflexibilidad parece a simple vista un superpoder que permite doblarse de esa forma, debe entenderse como una debilidad que se debe trabajar. Podrán jugar, hacer deporte, kárate, y lo que quieran, pero siempre que refuercen su musculatura, sus ligamentos, y trabajen algo más que los demás. Cuando no lo hacen, las lesiones suelen ser habituales y el superpoder se convierte del día a la mañana en una auténtico fastidio. 

Os pongo un vídeo que he encontrado en internet sobre diversos ejercicios propioceptivos que son muy interesantes para todas las personas que sufren hiperflexibilidad.

Vídeo de: Pf Balonmano

¿Y los masajes?

Los masajes y la acupuntura benefician la salud articular, y ayudan en la hiperflexibilidad.

Se pueden realizar masajes en personas hiperlaxas sin ningún problemas. La hiperflexibilidad dala las articulaciones.  Cuando hay dolor articular y muscular, los masajes son de gran ayuda. Del mismo modo que la acupuntura. Hay que evitar, siempre, realizar estiramientos. El masajista debe tener en cuenta la piel del paciente, y no provocar ningún rascado. Ya que este tipo de pacientes tienen un nivel de cicatrización más lento de lo normal. El masaje terapéutico se limita a activar la circulación, eliminar toxinas (ácido láctico). Se deben trabajar los puntos gatillo con cuidado y paciencia, sin prisas. Algo, que cada vez hacen menos profesionales. No pararé de repetir que cuando se hace un masaje, en muchos casos la paciencia y el trabajo pausado y seguido es un lujo.

En resumen: la hiperflexibilidad no debe tomarse como un juego.

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-La hiperflexibilidad-

Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!