Seleccionar página

La col lombarda o repollo se reconoce al instante graciasa su fuerte color morado. Es típica del invierno y resulta ser inmensamente rica en nutrientes para fortalecer nuestro estado de salud. Su alto contenido en antocianinas (de gran intensidad antioxidante) le otorga este potente color púrpura. Es interesante para la salud ocular(cataratas, glaucomas o vista cansada), gracias a los flavonoides que contiene y que actúan sobre los capilares. Además, su efecto se multiplica debido a su alto contenido en vitamina A, también muy importrante para mantener la vista a salvo.

Su alto poder en antioxidantes la hace un gran aliado para combatir el envejecimiento, como ya dije en mi artículo: “Los antioxidantes“. Todas las coles tienen sustancias azufradas que nos protegen de distintos tipos de de cáncer. La col lombarda tiene altas dosis de vitamina C que nos ayudará a mejorar el tejido conjuntivo, el colágeno de nuestras articulaciones, y aumentará nuestra sistema inmunitario. Además, contiene vitamina B, E y K.

La col lombarda

Un buen aliado para nuestro estómago e intestinos es la glutamina, un aminoácido presente en la col lombarda. Por ello, es una gran aliada para reducir la acidez y para contribuir a la cicatrización de las úlceras. Insisto: es una verdadera aliada. En casos deinflamación, dolor en la mucosa, úlceras, colitis ulcerosa, enfermedad de crohn, o colon irritable, es recomendable tomar zumo de col lombarda.A ser posible crudo, extrayendo el zumo con una liquiadora. La liquiadora nos permite obtener el zumo y desechar la fibra, que a menudo suele irritar la mucosa gástrica.

Como la mayoría de los alimentos, dependiendo de cómo los cocinemos nos aportarán más o menos nutrientes. La col lombarda pierde muchos principios activos a través de su cocción. Si queremos licuarla, podemos mezclar su zumo con el de una manzana, apio, zanahoria u otras hortalizas. También se recomienda su uso para ensaladas. Algunas tradiciones fermentan la col lombarda con sal “chucrut”, aumentando su valor nutricional y añadiendo propiedades probióticas que nos ayudarán a regular nuestra flora intestinal.

No debemos olvidar que la col lombarda nos ayudará en gran medida a reforzar también los huesos, ya que nos aportará una gran cantidad de minerales como el calcio, el boro y el magnesio. También contiene hierro y potasio.

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-La col lombarda-