Seleccionar página

La sandía:

En verano hay que aumentar nuestro aporte hídrico para poder regular nuestra temperatura externa. Así contrarrestamos la deshidratación que produce un aumento de sudoración debido al calor. En personas que tienen un metabolismo rápido para los líquidos, beber agua puede no serles suficiente. Este tipo de personas suelen ir a orinar al poco rato de beber; por ello, es importante (además de beber) reponer las sales minerales de nuestro organismo, incluyendo alimentos como: frutas, ensaladas. Batidos, etc.

La sandía

La sandía es rica en carotenos (de ahí el color rojo brillante de su pulpa), que nos nutren la piel, los ojos, y estimulan nuestro sistema inmune. Una simple tajada de sandía nos aporta la mitad de las recomendaciones diarias de vitamina C. Su acción diurética es debido a que es rica en potasio, ayudándonos así a la eliminación de las toxinas y a reducir los edemas. Debido a esa función diurética se recomienda en diversos trastornos urinarios, como por ejemplo la cistitis.

También aporta fibra e hidrata los intestinos.

Cuando consumimos sandía es importante no mezclarla con el melón, ya que puede ser indigesta. Así mismo, es muy importante tomarla siempre antes de las comidas, debido a que si la tomamos después, podemos diluir los jugos gástricos del estómago y entorpecer la buena digestión. Para poder saber si está en su punto óptimo de maduración, es importante que al golpearla ligeramente con el puño suene a hueco.

Actualmente se han puesto de moda las sandías sin pepitas. Pues bien, debemos saber que las semillas estimulan la diuresis, el tránsito intestinal y beneficia al riñón. Contienen cucurbocitrina que dilata las arterias, siendo beneficios para las personas que sufren hipertensión. Podemos comerlas masticando muy bien, o secándolas, triturándolas, y usándolas de condimento.

La cáscara de la sandía, que se suele desechar, es rica en silicio; beneficiando a los huesos, tendones, piel, cabello, etc. Y también en clorofila, con propiedades desintoxicantes y alcalizantes. Para consumirla, se debe limpiar y se puede licuar e ingerir en forma de batidos.

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-La sandía, propiedades y beneficios-