Seleccionar página

La tiroides y sus síntomas:

Descubre el poder de esta glándula, síntomas, tratamiento, enfermedades y problemas de tiroides.

La tiroides y sus síntomas. La tiroides es una glándula endocrina. Tiene forma de mariposa, se sitúa sobre la tráquea y, al tragar, se desplaza un poco hacia arriba. Está formada por los “folículos”, una especie de bolsa diminuta donde se encuentra la coloide, un líquido amarillo. Es ahí, precisamente, donde se absorbe más cantidad de yodo. En la tiroides se producen dos tipos de hormonas: la T3 y la T4. Para poder producirlas, se necesita yodo, tirosina, y un ácido aminado. La T3 lleva tres átomos de yodo por molécula, y la T4 cuatro. La tiroides tiene una estricta regulación a través de la hipófisis y el hipotálamo, aunque también está sometida a varias influencias externas.

La segregación de la T3 y la T4 es regulada por la TSH (tireoestimulina), producida por la hipófisis. Y la segregación de TSH está regulada por la TRH (tiroliberina), que se produce en el hipotálamo. Cuando falta T3 o T4 la TSH aumenta, cuando son suficientes, disminuye.

Hormonas tiroideas.

¿Qué nos proporcionan dichas hormonas? La tiroides y sus síntomas.

La tiroides y sus síntomas

Las hormonas tiroideas regulan el ritmo cardíaco. Favorecen el desarrollo de neuronas, formando sinapsis a nivel del sistema nervioso central. Intervienen en la producción de calor aumentando el consumo de oxígeno. Permite el desarrollo del cartílago y favorece la formación de los huesos. Así mismo, si hay deficiencia de las hormonas tiroideas, la tasa del colesterol tiende a elevarse (sobretodo el LDL o “colesterol malo”). El colesterol baja bruscamente si hay un exceso de hormonas tiroideas. Por último, hay que tener en cuenta que la diabetes también puede aparecer por culpa de un desequilibrio de la tiroides.

El hipotiroidismo:

Síntomas más comunes del hipotiroidismo.

Cuando una persona sufre hipotiroidismo, todo su organismo (ritmo cardíaco, producción de calor, tránsito intestinal, etc) se enlentece. Suele aparecer estreñimiento, sensación de frío, piel seca, cabello y uñas frágiles, cansancio y problemas de memoria. En este caso, existe una producción insuficiente de la hormona tiroidea. Cuando la carencia de esta hormona se debe a un mal funcionamiento de la propia tiroides, hablamos de un hipotiroidismo primario (algo muy común en mujeres que tienen la menopausia). Mientras que, cuando se produce un daño en la hipófisis o en el hipotálamo, se considera hipotiroidismo secundario. Se sospecha que las enfermedades autoinmunes son las responsables de dicha anomalía.

También es frecuente el hipotiroidismo en embarazadas, tras el parto, y suele aparecer entre los tres y ocho meses después de dar a luz. En muchos casos éste remite, pero existe un 30% de posibilidades que vuelva en próximos embarazos. El tratamiento del hipotiroidismo consiste habitualmente en la toma regular de hormonas tiroideas. La levotiroxina (uno de los medicamentos más habituales en estos casos) suele tomarse una vez al día, en ayunas, ya que con la comida su absorción disminuye. Los productos con base de soja también disminuyen la absorción de tiroxina. Normalmente, se nota una mejoría a las tres semanas de tomar la medicación. En todos los casos, es estrictamente necesario seguir todas las indicaciones que os dé vuestro médico.

EL BOCIO:


Se trata de un aumento del tamaño de la tiroides que puede producirse por diversos factores. El más habitual, es debido a una carencia de yodo en la alimentación. La ingesta de determinados alimentos en exceso, como por ejemplo los boniatos, puede agravar dicha carencia. También enfermedades autoinmunes como la tiroiditis de Hashimoto o la enfermedad de Basedow, pueden derivar al bocio. Como puedes ver, los desequilibrios de la tiroides y sus síntomas son varios.

La medicina natural puede ayudar a mejorar algunos de los síntomas derivados del mal funcionamiento de la tiroides, pero también los puede agravar, y mucho. Por eso, siempre hay que visitar al médico y realizar el tratamiento médico que éste nos aconseje. En la mayoría de los casos será más que suficiente, y no hará falta complicarse la vida. Suplementos de yodo, alimentos ricos de dicho mineral y sin el consentimiento del médico, pueden complicar mucho la situación actual. Insisto, la figura del médico es muy importante y, hacerle caso, todavía más.

El hipertiroidismo:

Causas y síntomas del hipertiroidismo.

En el hipertiroidismo, todo el metabolismo se acelera. Esto es debido gracias a una secreción excesiva de hormonas tiroideas. Sus causas son diversas, pero la mayoría de veces se debe a la enfermedad de Basedow. En dicha enfermedad, los folículos tiroideos captan abundante yodo y se acumula la síntesis de hormonas tiroideas. Se trata de una enfermedad autoinmune, es decir, que los propios anticuerpos del organismo se dirigen contra sus propios tejidos; en este caso, la glándula tiroides. Aunque también puede afectar a los ojos y a las piernas, con mixedema pretibial. En la tiroides y sus síntomas, suceden muchas cosas. Uno de los síntomas más comunes del hipertiroidismo son los problemas cardíacos.

Un ritmo cardíaco rápido al realizar cualquier tipo de esfuerzo, y una pérdida de peso con demasiada rapidez. Puede haber diarreas, y la persona se va debilitando cada vez más. El sistema nervioso se altera. Así, una persona que siempre ha sido tranquila, puede mostrar síntomas de irritabilidad. Puede haber un ligero temblor de manos, depresión, o problemas a la hora de conciliar el sueño.

También puede que la persona sude en abundancia y que no soporte el calor. El tratamiento para el hipertiroidismo suele ser un medicamento que reduce la producción de hormonas tiroideas, que hay que tomar con las comidas. A las dos semanas, se suelen notar sus efectos. Es muy importante que, si notamos cualquier efecto secundario, vayamos al médico y se lo comuniquemos de inmediato. En los casos más graves, será necesaria la cirugía. Nunca debemos subestimar la tiroides y sus síntomas.

Consulta Privada de masajes en Sabadell. INFO

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-La tiroides y sus síntomas-

Summary
Review Date
Reviewed Item
La tiroides y sus síntomas | hipotiroidismo e hipertiroidismo
Author Rating
51star1star1star1star1star