Seleccionar página

Me gustaría hablaros en este pequeño artículo sobre las pequeñas cosas de la vida que, normalmente pasamos por alto. Todos tenemos grandes sueños y creemos que algún día los podremos alcanzar pero, a menudo, nos olvidamos que para llegar a la meta uno tiene que ir dando pequeños pasos. No se logran las cosas de un día al otro, y más cuando se trata de hechos de gran importancia. La paciencia, el saber esperar, y el ir haciendo con diligencia nos ayudará, de bien seguro, a llegar muy lejos.
Quizás por un momento te hayas pensado que me estoy refiriendo a algo material, a ciertos objetivos de la vida, pero el mensaje va mucho más allá. También en la comunicación entre personas es necesario prestar atención a los detalles y saber corregir a tiempo aquellos actos que podrían perjudicar nuestra relación con los demás.

Para ello, es necesario estar atento todos los días a las necesidades de cada uno, y saber interpretar las distintas situaciones desde diferentes puntos de vista; y no sólo desde el tuyo.

Si alguien se disgusta con nosotros y no le damos importancia, le transmitiremos que no nos importa lo que pase a partir de ese momento Si abandonamos aquellas rutinas que siempre hacíamos con nuestra pareja durante los primeros años de enamorados, podríamos hacer entender esa chispa del amor quizá ya se haya perdido… Pequeños detalles que tienden a ocuparnos pocos segundos de nuestra vida, pueden solventar problemas que podríamos arrastrar durante mucho tiempo. ¿Qué podemos mejorar? Llegar a las citas con puntualidad o trabajar de forma concisa, son pequeños detalles que transmiten un interés a los demás y a todo su entorno. Además, se sabe que mantener una vida ordenada, disciplinada, y respetando las costumbres de los demás, hace que aumenten nuestras conexiones neuronales. 

Actuando de esta forma, las personas sufrimos menos enfermedades crónicas, ya que antes de hacer algo somos capaces de pensar en las consecuencias para nuestra salud. Dormir las horas necesarias, hacer algo de deporte, alimentarse debidamente, todo, en la vida, son pequeños detalles que al irlos sumando, harán de ti una persona más inteligente y saludable. Ahora sólo falta una cosa: ¿estás dispuesto a hacerlo?

– LAS PEQUEÑAS COSAS DE LA VIDA –