Seleccionar página

Al martillo de siete puntas, también se le conoce también como flor de ciruelo. Existen muchos métodos para curar las enfermedades según la medicina tradicional china. Podemos usar masaje, ventosas, moxibustión, etc. El martillo de siete puntas, tiene una historia milenaria. De hecho, existen escritos que se remontan al año 474 A.C. También el conocido canon de medicina Huangti Nei Ching menciona sin duda este tipo de técnica. Además, existen distintos tipos de agujas de flor de ciruelo, siendo el de siete puntas el más utilizado.

Nos encontramos con un tratamiento superficial y otros más profundos, según tratamiento. Los distintos tipos de flor de ciruelo se distinguen por el número de puntas. En el caso del martillo de siete puntas, como es lógico, tendrá 7. En la mayoría de los tratamientos, el martillo de 7 puntas se utilizarán de forma superficial.

Martillo de siete puntas | Utilización

La técnica es sencilla, pero debe ser usada por un profesional.


martillo de siete puntas

El martillo de siete puntas es fácil de utilizar. Aún así, es importante que sea manejado por un terapeuta especializado. El paciente debe tener la piel limpia, sin ningún tipo de patología. El método más común para utilizar el martillo de siete puntas, consiste en picotear suavemente la piel. El terapeuta, realizará un movimiento suave con la muñeca al mismo tiempo que golpea con la punta de las agujas la zona a tratar. Esto producirá una dermatemia, reacción normal del tratamiento.

En los pacientes más jóvenes o más débiles, la técnica se usa de forma suave. Mientras que en personas más adultas o con enfermedades agudas, la estimulación será más pesada. Todo ello, se realizará según la sensibilidad de cada paciente.

Precauciones:

El martillo de siete puntas debe de usarse correctamente.


Cuando el terapeuta utiliza el martillo de 7 puntas, las agujas no deben haber sido usadas previamente. Es importante que la aguja este esterilizada y limpia, y que se destruya una vez a la terapia ha finalizado. En personas con acepciones dermales, hepatitis,etc. es imprescindible realizar dicha operación.

Además, la técnica del martillo de siete puntas puede conllevar pequeñas heridas en la piel y un leve sangrado. Eso significa, que el terapeuta deberá utilizar guantes y limpiar la zona de forma adecuada para evitar infecciones. La técnica en sí no es peligrosa si se usa correctamente, pero la higiene lo es todo en cualquier consulta profesional. Aseguraos que las agujas son nuevas, y que el terapeuta  cumple dichas normas.

Tratamiento con el martillo de 7 puntas:

Esguinces, torceduras, contracturas, etc…


martillo 7 puntas

En mi consulta de masajes en sabadell, suelo utilizar el martillo de siete puntas cuando la zona a tratar es pequeña. Es cierto que se pueden tratar zonas más amplias, pero también es cierto que hay otros métodos que nos dan mejores resultados.

Cuando la persona se queja de dolor en la muñeca, en el tobillo, en alguna falange, el uso del martillo de siete puntas es muy indicado. Normalmente se suelen realizar un masaje para poder palpar mejor la zona afectada al mismo tiempo que la calentamos. Luego se puede realizar un tratamiento de electroterapia, y finalizar con el martillo de siete puntas.

Como siempre, a la hora de tratar un problema lo abordaremos con diferentes técnicas terapéuticas, para lograr mayor efectividad.

¿Funciona?

El martillo de 7 puntas puede usarse también como complemento.


El martillo de siete puntas nos estimula la zona a tratar. Cuando existen patologías de calor, nos ayuda a eliminar ese exceso de calor. Asimismo, el martillo de siete puntas activa la circulación sanguínea, aumentando así las probabilidades de curación. Aunque es cierto que es una técnica poco conocida, no deberíamos olvidarnos de ella.

En algunos casos, el terapeuta utilizará con más fuerza el martillo provocando pequeños microsangrados. Incluso, es posible que después utilicé la técnica de ventosas para extraer algunas gotas de sangre. Nunca haciendo incisión ni cortando la piel. Está técnica, puede llegar a ser muy efectiva en algunas contracturas o patologías por exceso de calor en la sangre y no es dolorosa.

Xavier Turell Nebot

Martillo de siete puntas
Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!