Seleccionar página

El masaje con ventosas es un tratamiento antiguo y muy eficaz que va más allá de tratar simples contracturas. Puede utilizarse también para tratar problemas respiratorios, musculoesqueléticos, digestivos, circulatorios o, incluso, ginecológicos. La técnica es sencilla, pero es necesario que la realice un profesional experto en Medicina Tradicional China. Las ventosas se utilizaron durante siglos en Asia y Europa. Incluso muchas de nuestras abuelas solían alguna taza, una moneda y una vela pequeña, para realizar la técnica de ventosas en el lugar donde había dolor produciendo el mismo efecto terapéutico.

Desgraciadamente, la técnica quedó algo olvidada hasta que actualmente empieza a resurgir. Pero cuidado, el masaje con ventosas es un masaje muy complejo y sacrificado para el terapeuta, pues requiere una técnica precisa y un alto grado de conocimiento.

¿Cómo funcionan las ventosas?

El masaje con ventosas obtiene grandes beneficios para nuestra salud.


masaje con ventosas

Es la succión del aire lo que hace que la ventosa se adhiera a la piel. El efecto que ocasiona es una absorción de la piel y de los tejidos subcutáneos hacia el interior de la ventosa, logrando activar la sangre y el Qi hacia la zona afectada.

Si la succión es suave su efecto se verá en la capa superficial de la piel. Mientras que, si la succión es mucho mayor, podremos trabajar capas más profundas del músculo u órganos internos.

Lo más habitual es que el terapeuta coloque varias ventosas sobre la zona a tratar y las deje allí durante un cierto tiempo. Es algo que veo con frecuencia en muchos centros. Pero el masaje de ventosas va más allá, dando la posibilidad de activar la zona, presionarla, masajearla, e ir incluso despegar ligeramente el músculo que se encuentra afectado. El masaje con ventosas no suele producir dolor, ya que se trabaja por capas y progresivamente, manteniendo siempre una especial atención hacia el paciente.

Efectos terapéuticos:

El resultado de una masaje con ventosas es efectivo y eficaz:


Suelen ser múltiples. El más importante es el hecho de activar la circulación sanguínea y el Qi en la zona a tratar. Así mismo, llevamos oxígenos a las células y relajamos la tensión muscular. Las ventosas dan muy buen resultado cuando hay un estancamiento de sangre o de Qi, alivian el dolor, y provocan una vasodilatación que mejora la circulación de la sangre. Otro objetivo que solemos tener en cuenta los acupuntores, es que elimina el Viento externo. Por eso funcionan tan bien cuando una persona empieza a resfriarse. También eliminan el Calor, el Frío y la Humedad, y reducen el Yang que se encuentra en exceso. Como dije, liberan el Pulmón y eliminan la mucosidad. Benefician nuestro sistema nervioso, reducen la celulitis, la retención de agua, y lubrican y humedecen la piel.

Cuando digo que las ventosas pueden actuar en los órganos internos, me estoy refiriendo a que, si colocamos las ventosas en la zona lumbar, pueden beneficiar a los riñones. De igual modo, si las colocamos en la zona abdominal, tratará a nivel intestinal. De todos modos, estas técnicas deben hacerlas siempre profesionales en Medicina Tradicional china.

Métodos y usos:

Existen distintas técnicas para usar las ventosas.


cupping

El masaje con ventosas se puede realizar de diversas maneras. Cada terapeuta decidirá qué técnica es la más adecuada. Y, eso es importante, porque cada persona es distinta y necesitara una u otra. Al menos en mi consulta, el uso de ventosas comienza siempre de forma suave para irse incrementando poco a poco, y siempre que el paciente lo permita. Sin dolor, e intentando no dejar morados, aunque es cierto que a veces los dejan.

Se usa una succión de nivel medio en niños de 7 a 14 años, y la suave en personas muy débiles y en zonas delicadas como en el abdomen. En cambio, una succión fuerte se usa en personas con una constitución fuerte y durante menos rato.

Como os decía anteriormente, lo más habitual es dejarla las ventosas puestas unos 20 minutos. Aunque muchas veces, con 5 o 10 es suficiente. Las ventosas se pueden mover sobre la superficie de la piel para dar al mismo tiempo un masaje (es el caso que nos ocupa). Esta técnica es excelente para bajar el Yang que pueda haber en exceso y para extraer el Calor patógeno de nuestro paciente. También hay terapeutas que usan varias ventosas a la vez, que van poniendo y quitando aleatoriamente. Existen las ventosas con moxa (no tan usadas), o las ventosas que se colocan en el lugar donde hay insertada una aguja de acupuntura. De este modo, el efecto terapéutico aumenta en zonas inflamadas.

Moratones:


Sí, el masaje con ventosas puede dejar morados en la piel. La succión que se produce puede romper pequeños capilares que se encuentran en la superficie de la piel y provocar hematomas. Estos morados suelen desaparecer en pocos días, y no duelen. La técnica de ventosas no es agresiva, aunque pueda parecerlo. La sensación mientras se trabaja suele ser muy agradable, además de que los efectos descontracturantes son visibles incluso antes de terminar la sesión.

soy diabético

¿Ventosas en pleno verano?

Aunque parezca extraño, hay muchos pacientes que tienen miedo a las ventosas en verano debido a los morados que pueden ocasionar. Vais a la playa, a la piscina, y no queréis que la gente os vaya preguntando todo el rato: ¿Qué te ha pasado? ¿Qué llevas aquí en la espalda?

Como siempre, debéis decidir si lo que queréis es un tratamiento completo y efectivo (aunque surja algún que otro morado), o un masaje más suave con las ventosas. La decisión es vuestra.

Además, las ventosas son un excelente complemento al masaje, pero esto no significa que sin ellas el masaje no vaya a ser efectivo…

* Datos aproximados.

Contraindicaciones:


No debe utilizarse nunca esta técnica en personas que presentas heridas, úlceras, o en áreas con edemas o vasos sanguíneas muy dilatados (varices). Las mujeres que estén embarazadas, no podrán aprovechar esta técnica para su zona lumbar o abdominal. Tampoco las personas que tengan fiebre, o que tomen algún anticoagulante.

Mi consulta de masajes en Sabadell:

Masajes adaptados a cada paciente, sin prisas y con profesionalidad.


En mi consulta privada en la ciudad de Sabadell, suelo usar las ventosas en la mayoría de los masajes. Su efecto terapéutico es indiscutible, teniendo en cuenta que su uso siempre varía en cada paciente. Es cierto que pueden dejar moratones en la piel, pero, en caso de que así sea, lo más habitual es que no duelan y que en unos días vayan desapareciendo.

Además, en caso de que no quieras ver ninguna señal de las ventosas, sólo tienes que decírmelo y, aunque su uso sea algo más “light”, trabajaré con otras técnicas y no tendrás que preocuparte por ello. Teniendo, como es lógico, un masaje digno como debe ser. Espero que este artículo te haya esclarecido todas tus dudas sobre el uso de las ventosas en mi consulta de Sabadell.

Xavier Turell Nebot

Masaje con ventosas
Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!