Seleccionar página

Descubre qué es la alergia:

El 40% de la población mundial sufre algún tipo de alergia.

Conoce qué es la alergia. La alergia es una reacción anormal de los sistemas de defensa del organismo frente a sustancias ajenas a él. Dichas sustancias se denominan alérgenos, y todo indica que habrá cada vez más un aumento de éstos gracias al cambio ambiental. No estamos hablando de un virus o una bacteria. Sino de partículas como el polvo, el polen, los pelos de un gato, los ácaros, etc. La alergia puede manifestarse en forma de rinitis, de asma, eccemas, conjuntivitis, anafilaxia, etc. Cuando se produce una respuesta inmunitaria exagerada frente a cualquier alérgeno, suele suceder que nuestro sistema inmunitario falla al reconocer el elemento peligroso. A los anticuerpos se les denomina también inmunoglobulinas (Ig).

Los científicos intentan averiguar qué es la alergia. No se sabe por qué razón, de pronto, el cuerpo fabrica anticuerpos llamados “E” (IgE), que se unen a la superficie de las células. Esto hace que la célula libere al exterior sustancias como la histamina o la triptasa. Y que, en pocos minutos, se produzcan síntomas como broncoespasmos, cólicos, hipotensión, etc. Dependiendo siempre de si las células afectadas son de los pulmones, el corazón el intestino… Más tarde, pueden liberarse otras sustancias responsables de algunas reacciones inflamatorias como los leucotrienos o las interleuquinas.

Aun así, cabe señalar que cada alergia afecta a una parte distinta del organismo, dando distintos síntomas y enfermedades. Por eso, para desarrollar una enfermedad alérgica es necesario tener una predisposición genética, y tener un contacto frecuente con la sustancia que provoca dicha reacción. Esto significa que podemos heredar dicha predisposición. Y que, dependiendo de nuestros hábitos de vida, no necesariamente la desarrollaremos. Bien, ahora ya sabes qué es la alergia.

Causas posibles:

Ahora que ya sabes qué es la alergia, es hora de descubrir sus posibles causas.

Qué es la alergia

Algo que nos ha perjudicado con el tiempo es el exceso de nuestra higiene. Al no exponernos a los distintos gérmenes como antes, el sistema inmunitario se ha debilitado y ha ido perdiendo la capacidad de diferenciar las sustancias dañinas de las inocuas. Se ha comprobado que en los países más pobres hay menos alergias que en los más ricos. El método más habitual para detectar si tienes algún tipo de alergia son las pruebas que se realizan en la piel y en la sangre.

Hay que detectar la presencia de anticuerpos IgE, la sensibilidad al polen, a los ácaros, etc. Lo más habitual es que el médico coloque una pequeña gota del alérgeno sobre la piel, y haga una punción con una pequeña aguja. Este tipo de prueba es orientativa, ya que puede producir falsos positivos. El médico deberá tener en cuenta la historia clínica y valorar la necesidad de hacer más pruebas: análisis de sangre, test del parche, test de provocación controlada, espirometría, etc.

Aspectos importantes sobre la alergia:

Tener en cuenta todas las posibilidades nos ayuda a comprender mejor la enfermedad.

En las alergias debemos tener presentes varios aspectos: las emociones y el estrés pueden influir o agudizar los síntomas de una alergia, pero ésta no es de origen psicosomático. En la mayoría de los casos, un buen tratamiento y un correcto modo de vida conllevan a minimizar los riesgos y a mantener un buen estado de salud. Los productos químicos que se agregan a los alimentos (aun no siendo buenos), no son los culpables mayoritariamente de las alergias. Muchas veces, el responsable de todo son unas proteínas “naturales” que llevan la leche, los cacahuetes, el marisco… Siendo la alergia a los aditivos mucho menor.

Que un animal tenga más o menos pelo no influye en la capacidad de producir alergia. La reacción alérgica a este tipo de animales se debe a la caspa, a su saliva, o a los ácaros que tienen. El polen que nos afecta más es el de las malezas o el de los árboles sin flores. Ya que es muy poco pesado y se distribuye por el aire fácilmente. El polen de las flores es más pesado y, por tanto, no suele producir problemas.


Aproximadamente un 5% de los medicamentos pueden originar reacciones adversas de origen alérgico, sobre todo, en personas adultas.

Aquí tenemos algunos ejemplos: antibióticos, antiinflamatorios no esteroideos (aspirina, ibuprofeno…), medicamentos antiepilépticos, etc. Cuanto más nos expongamos a estos medicamentos más aumentarán las posibilidades de tener una reacción alérgica. Los síntomas son varios: náuseas, tos, diarrea, hipertensión, eccemas, picor… Por eso, siempre que tomemos un medicamento y tengamos algún síntoma nuevo, es importante comunicarlo de inmediato a nuestro médico.

La anafilaxia


Se trata de una reacción alérgica muy peligrosa y mortal. Ocurre de manera brusca, segundos después a la exposición a una sustancia que actúa de alérgeno. Suele desencadenar la anafilaxis ciertos alimentos, medicamentos o algunas picaduras de insectos. Aunque también puede repercutir el látex, o algunas vacunas contra la alergia (inmunoterapia). El cuerpo, al detectar al alérgeno libera histamina y otras sustancias que repercuten de forma negativa sobre el organismo: broncoespasmos, ronchas en la piel, hinchazón de la cara, picor, sensación de calor, náuseas, ansiedad, etc.

Hablamos de Shock anafiláctico cuando la anafilaxia se manifiesta en el sistema cardiovascular produciendo una brusca hipotensión. Un simple alimento como el pescado, el marisco, la leche de vaca, el cacahuete, las nueces… puede producir un shock anafiláctico. En este caso, la aspirina o el ibuprofeno, y también los antibióticos, suelen ser los medicamentos más peligrosos. Este tipo de trastorno, es más susceptible en personas asmáticas y alérgicas.
En caso de sufrir un ataque anafiláctico, es necesario la atención inmediata del paciente.

Administrándole una inyección de adrenalina (epinefrina), no de antihistamínicos, y el ingreso de inmediato en un centro hospitalario. La adrenalina es una sustancia que se sintetiza en las glándulas suprarrenales cuando tenemos una situación de peligro o estrés. Aumenta la presión arterial, abre los bronquios, aunque también hace que la persona se encuentre más nerviosa, que tenga temblores, etc. Hay que calcular siempre el riesgo-beneficio de cualquier sustancia que tomamos. Y, por ello, el médico es quien debe determinar dicho factor.


Tipos de alergias:

Son varios los tipos de alergias que podemos encontrar, te hablo de los más importantes.

rinitis

█  ¿Qué es la rinits alérgica?

Uno de los problemas respiratorios más comunes son sin duda las alergias nasales. En este caso, en la rinitis alérgica, el alérgeno inflama las membranas de la nariz y causa frecuentes estornudos, goteo nasal, congestión, etc. No es una afección mortal, pero causa muchas molestias: la persona no descansa bien, tiene dificultad para concentrarse en el trabajo, en los estudios…

Dependiendo de cada persona, la sintomatología afecta más en un periodo del año o en otro. En primavera o comienzos de otoño, al haber más polen suele afectar a más gente (alergia estacional). Mientras que hay personas que pueden desarrollar este tipo de alergia a otros alérgenos como el polvo, la caspa de los animales, etc.

Es importante tener en cuenta que hay una estrecha relación entre la rinitis asmática, los eccemas atópicos y el asma.

█  ¿Qué es el asma?

Los síntomas más habituales son dificultad para respirar, sibilancias, opresión en el pecho, tos… Se trata de un trastorno inflamatorio sistémico, ya que muchas personas asmáticas tienen también, por ejemplo, rinitis o problemas dermatológicos. En el asma hay una inflamación crónica de los bronquios, sensibilizando así las vías respiratorias a diversos factores externos. Sabemos que el asma se debe a una predisposición genética con la exposición de diversas sustancias. Aunque el aire frío, hacer ejercicio, o emociones como el miedo o la rabia en extremo, también pueden originarlo.

Actualmente, en vez de aliviar el broncoespasmo que provoca la enfermedad, se controla la inflamación de las vías respiratorias para su buen tratamiento. El inhalador, algo habitual en estos casos, permite que el “medicamento” llegue directo a los pulmones. Todas las personas que sufren asma deben tener siempre un inhalador de alivio rápido, para reducir los síntomas de un ataque asmático.

Cuando el paciente no tiene síntomas durante al menos un par de días, cuando realiza toda su actividad sin molestias, no toma corticoides orales y, el resultado de la espirometría no desciende por debajo del 80% de su valor óptimo, se puede decir que el asma está bien controlada.

█ Qué es la alergia en alimentación:

Los alimentos pueden llevar algún compuesto que perjudique nuestra salud (dependiendo de cada persona). Por ejemplo: la presencia de tiramina en los quesos añejados puede provocar cefaleas, o la cafeína que contiene el café puede provocar taquicardia o nerviosismo… Pero, una cosa es sufrir alergia a algún producto alimentario, y otra ser susceptible o intolerante a dicho producto o sustancia. Es decir, una cosa es ser alérgico a la leche de vaca, y otra ser intolerante a la lactosa.

alergia a los medicamentos

█  alergia a los alimentos:

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios. Entre ellos, un 10% aproximadamente, son de origen alérgico. Podemos destacar los siguientes: antibióticos beta-lactámicos, penicilina, amoxicilina, antiinflamatorios AINE o antiepilépticos. Los síntomas pueden variar: tos, vómitos, diarreas, hipertensión… y las causas son desconocidas.

Suele aparecer más en personas adultas y se hace imprescindible comunicarlo de inmediato a nuestro médico.

█ Dermatitis atópica:

El eccema engloba muchos tipos de problemas de la piel y es menos grave y de menos duración que la dermatitis atópica. Ante todo, es importante hacer esa distinción. En la dermatitis atópica surgen sarpullidos en distintas partes del cuerpo acompañado de un picor que se hace difícil de soportar. Cuanto más se rasca el paciente, más picor tiene y más sarpullido hay.

Al principio de este artículo nos preguntábamos qué es la alergia. ahora, que ya sabemos qué es la alergia y que conocemos muchos factores que la provocan, debemos vigilar nuestra salud. Espero que hayas aprendido mucho sobre la alergia y sus derivados.


Para más información sobre qué es la alergia, consulta AQUÍ.

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-Qué es la alergia-