Seleccionar página

Y llegó el día en que os preguntáisteis: ¿Qué es la regla? Y, tras una breve explicación donde, entre otras cosas, os decían que era una maldición,la aceptásteis sin más. Y es cierto que tener la regla suponeun ciertos aspectos negativos, pero, terminar por ahogar estos males entre medicamentos no es una buena opción. Ojo, siempre y cuando el mal sea de verdad severo y vuestro ginecólogo no crea oportuno tormar más química de la necesaria…Cada vez hay más médicos que hablan de la “ginecología natural“, que utiliza remedios más naturales para poder ayudar a la mujer. Se trata de potenciar la fisiología femenina y sus funciones naturales a traves de las plantas medicinales, la luz natural o la propia nutrición.

La idea de que el ciclo menstrual es un acto molesto, sucio, o incluso vergonzoso, se haadherido a nuestros pensamientos. Los anuncios publicitarios repiten una y otra vezque gracias a sus fantásticos tampones o compresas te sentiras: “límpia” y “libre”. Haciendo que la idea de sentirse sucia sea cada vez más evidente… En realidad, la regla es un recurso biologico que tiene como función la fertilidad. Pero, además, realiza una función depurativa al eliminar fluidos (contribuyendo a la slaud de nuestro corazón y de nuestros vasos sanguíneos),lípidos como el colesterol (regulando los triglicéridos), y distintas toxinas.

¿Qué es la regla?

A nivel emocional, la regla se convierte en una importante fase de instrospección, de conectar con las propias emociones de la mujer y con sus pensamientos. Es un período donde la mujer se retiraba en la antigüedad para conectar con la naturaleza. Mientras que en la actualidad seguimos como si nada…

La dismenorrea:

Se habla de dismenorrea cuando existe un conjunto de molestias y dolores al tenerla hemorragea menstrual, o antes o después de ésta. La regla debería ser regular y su sangrado debería ser de color rojo brillante. Al mismo tiempo, no deberían haber coágulos. La mayoría de las dismenorreas son primarias, y forman parte de un proceso “más o menos” natural del propio organismo. Cuando se tiene algún proceso patológico subyacente o a una anomalía estructural (ya sea dentro o fuera del útero) se habla de dismenorrea secundaria.

Cuando hay dolor, los niveles de estrógenos suelen estaren exceso, ya que estimulan el crecimiento del tejido uterino y lo preparan para el embarazo. El problema, es que no todos los extrógenos los fabrica la propia mujer, hay muchos que los tomamos a través de nuestra propia alimentación. Hablando de alimentos, si queréis ayudar a vuestro organismo aaumentar la calidad del tejido endometrial del útero, os recomiendo que comáis zanahorias, calabazas, melón, melocotón… alimentos ricos en betacarotenos.

*Puedes saber más sobre la dismenorrea leyendo mi artículos: “La dismenorrea“.

Repollo

El exceso de estrógenos se relaciona principalmente con nuestro estilo de vida. La exposición a sustancias químicas como los plásticos o los plaguicidas no nos ayuda demasiado.

Para depurar el exceso de estrógenos, podemos activar nuestro hígado tomando rúcula, repollo, alcalchofa o diente de león. Debemos aumentar la ingesta de agua y mantener una buena alimentación rica en fibra vegetal: frutas, verduras, cereales integrales o legumbres. Y podemos aumentar la ingesta de ácidos grasos esenciales, ya sea los de la oliva, la nuez, la almendra o el aguacate.

La menopausia es sin duda una etapa de transición que debe vivirse con optimismo y sin temor alguno. Bajo ningún caso se trata de una enfermedad, aunque los cambios hormonales vayan a generar cambios de humor, sofocos… Para suavizar estos síntomas, hay que mantener la glucosa estable comiendo cereales integrales, ya que aumentan la serotonina. Si queréis conocer más cómo aumentar la serotonina para sentiros mejor, podéis leer uno de mís artículos tirulado: Dieta y emoción. Es importante que la mujer, llegada a esta época de su vida, mantrenga una buena actividad física y tenga contacto con la luz solar.


– ¿Qué es la regla?-