Seleccionar página
Qué es la alergia | Síntomas a tener en cuenta para tu salud

Qué es la alergia | Síntomas a tener en cuenta para tu salud

Descubre qué es la alergia:

El 40% de la población mundial sufre algún tipo de alergia.

Conoce qué es la alergia. La alergia es una reacción anormal de los sistemas de defensa del organismo frente a sustancias ajenas a él. Dichas sustancias se denominan alérgenos, y todo indica que habrá cada vez más un aumento de éstos gracias al cambio ambiental. No estamos hablando de un virus o una bacteria. Sino de partículas como el polvo, el polen, los pelos de un gato, los ácaros, etc. La alergia puede manifestarse en forma de rinitis, de asma, eccemas, conjuntivitis, anafilaxia, etc. Cuando se produce una respuesta inmunitaria exagerada frente a cualquier alérgeno, suele suceder que nuestro sistema inmunitario falla al reconocer el elemento peligroso. A los anticuerpos se les denomina también inmunoglobulinas (Ig).

Los científicos intentan averiguar qué es la alergia. No se sabe por qué razón, de pronto, el cuerpo fabrica anticuerpos llamados “E” (IgE), que se unen a la superficie de las células. Esto hace que la célula libere al exterior sustancias como la histamina o la triptasa. Y que, en pocos minutos, se produzcan síntomas como broncoespasmos, cólicos, hipotensión, etc. Dependiendo siempre de si las células afectadas son de los pulmones, el corazón el intestino… Más tarde, pueden liberarse otras sustancias responsables de algunas reacciones inflamatorias como los leucotrienos o las interleuquinas.

Aun así, cabe señalar que cada alergia afecta a una parte distinta del organismo, dando distintos síntomas y enfermedades. Por eso, para desarrollar una enfermedad alérgica es necesario tener una predisposición genética, y tener un contacto frecuente con la sustancia que provoca dicha reacción. Esto significa que podemos heredar dicha predisposición. Y que, dependiendo de nuestros hábitos de vida, no necesariamente la desarrollaremos. Bien, ahora ya sabes qué es la alergia.

Causas posibles:

Ahora que ya sabes qué es la alergia, es hora de descubrir sus posibles causas.

Qué es la alergia

Algo que nos ha perjudicado con el tiempo es el exceso de nuestra higiene. Al no exponernos a los distintos gérmenes como antes, el sistema inmunitario se ha debilitado y ha ido perdiendo la capacidad de diferenciar las sustancias dañinas de las inocuas. Se ha comprobado que en los países más pobres hay menos alergias que en los más ricos. El método más habitual para detectar si tienes algún tipo de alergia son las pruebas que se realizan en la piel y en la sangre.

Hay que detectar la presencia de anticuerpos IgE, la sensibilidad al polen, a los ácaros, etc. Lo más habitual es que el médico coloque una pequeña gota del alérgeno sobre la piel, y haga una punción con una pequeña aguja. Este tipo de prueba es orientativa, ya que puede producir falsos positivos. El médico deberá tener en cuenta la historia clínica y valorar la necesidad de hacer más pruebas: análisis de sangre, test del parche, test de provocación controlada, espirometría, etc.

Aspectos importantes sobre la alergia:

Tener en cuenta todas las posibilidades nos ayuda a comprender mejor la enfermedad.

En las alergias debemos tener presentes varios aspectos: las emociones y el estrés pueden influir o agudizar los síntomas de una alergia, pero ésta no es de origen psicosomático. En la mayoría de los casos, un buen tratamiento y un correcto modo de vida conllevan a minimizar los riesgos y a mantener un buen estado de salud. Los productos químicos que se agregan a los alimentos (aun no siendo buenos), no son los culpables mayoritariamente de las alergias. Muchas veces, el responsable de todo son unas proteínas “naturales” que llevan la leche, los cacahuetes, el marisco… Siendo la alergia a los aditivos mucho menor.

Que un animal tenga más o menos pelo no influye en la capacidad de producir alergia. La reacción alérgica a este tipo de animales se debe a la caspa, a su saliva, o a los ácaros que tienen. El polen que nos afecta más es el de las malezas o el de los árboles sin flores. Ya que es muy poco pesado y se distribuye por el aire fácilmente. El polen de las flores es más pesado y, por tanto, no suele producir problemas.


Aproximadamente un 5% de los medicamentos pueden originar reacciones adversas de origen alérgico, sobre todo, en personas adultas.

Aquí tenemos algunos ejemplos: antibióticos, antiinflamatorios no esteroideos (aspirina, ibuprofeno…), medicamentos antiepilépticos, etc. Cuanto más nos expongamos a estos medicamentos más aumentarán las posibilidades de tener una reacción alérgica. Los síntomas son varios: náuseas, tos, diarrea, hipertensión, eccemas, picor… Por eso, siempre que tomemos un medicamento y tengamos algún síntoma nuevo, es importante comunicarlo de inmediato a nuestro médico.

La anafilaxia


Se trata de una reacción alérgica muy peligrosa y mortal. Ocurre de manera brusca, segundos después a la exposición a una sustancia que actúa de alérgeno. Suele desencadenar la anafilaxis ciertos alimentos, medicamentos o algunas picaduras de insectos. Aunque también puede repercutir el látex, o algunas vacunas contra la alergia (inmunoterapia). El cuerpo, al detectar al alérgeno libera histamina y otras sustancias que repercuten de forma negativa sobre el organismo: broncoespasmos, ronchas en la piel, hinchazón de la cara, picor, sensación de calor, náuseas, ansiedad, etc.

Hablamos de Shock anafiláctico cuando la anafilaxia se manifiesta en el sistema cardiovascular produciendo una brusca hipotensión. Un simple alimento como el pescado, el marisco, la leche de vaca, el cacahuete, las nueces… puede producir un shock anafiláctico. En este caso, la aspirina o el ibuprofeno, y también los antibióticos, suelen ser los medicamentos más peligrosos. Este tipo de trastorno, es más susceptible en personas asmáticas y alérgicas.
En caso de sufrir un ataque anafiláctico, es necesario la atención inmediata del paciente.

Administrándole una inyección de adrenalina (epinefrina), no de antihistamínicos, y el ingreso de inmediato en un centro hospitalario. La adrenalina es una sustancia que se sintetiza en las glándulas suprarrenales cuando tenemos una situación de peligro o estrés. Aumenta la presión arterial, abre los bronquios, aunque también hace que la persona se encuentre más nerviosa, que tenga temblores, etc. Hay que calcular siempre el riesgo-beneficio de cualquier sustancia que tomamos. Y, por ello, el médico es quien debe determinar dicho factor.


Tipos de alergias:

Son varios los tipos de alergias que podemos encontrar, te hablo de los más importantes.

rinitis

█  ¿Qué es la rinits alérgica?

Uno de los problemas respiratorios más comunes son sin duda las alergias nasales. En este caso, en la rinitis alérgica, el alérgeno inflama las membranas de la nariz y causa frecuentes estornudos, goteo nasal, congestión, etc. No es una afección mortal, pero causa muchas molestias: la persona no descansa bien, tiene dificultad para concentrarse en el trabajo, en los estudios…

Dependiendo de cada persona, la sintomatología afecta más en un periodo del año o en otro. En primavera o comienzos de otoño, al haber más polen suele afectar a más gente (alergia estacional). Mientras que hay personas que pueden desarrollar este tipo de alergia a otros alérgenos como el polvo, la caspa de los animales, etc.

Es importante tener en cuenta que hay una estrecha relación entre la rinitis asmática, los eccemas atópicos y el asma.

█  ¿Qué es el asma?

Los síntomas más habituales son dificultad para respirar, sibilancias, opresión en el pecho, tos… Se trata de un trastorno inflamatorio sistémico, ya que muchas personas asmáticas tienen también, por ejemplo, rinitis o problemas dermatológicos. En el asma hay una inflamación crónica de los bronquios, sensibilizando así las vías respiratorias a diversos factores externos. Sabemos que el asma se debe a una predisposición genética con la exposición de diversas sustancias. Aunque el aire frío, hacer ejercicio, o emociones como el miedo o la rabia en extremo, también pueden originarlo.

Actualmente, en vez de aliviar el broncoespasmo que provoca la enfermedad, se controla la inflamación de las vías respiratorias para su buen tratamiento. El inhalador, algo habitual en estos casos, permite que el “medicamento” llegue directo a los pulmones. Todas las personas que sufren asma deben tener siempre un inhalador de alivio rápido, para reducir los síntomas de un ataque asmático.

Cuando el paciente no tiene síntomas durante al menos un par de días, cuando realiza toda su actividad sin molestias, no toma corticoides orales y, el resultado de la espirometría no desciende por debajo del 80% de su valor óptimo, se puede decir que el asma está bien controlada.

█ Qué es la alergia en alimentación:

Los alimentos pueden llevar algún compuesto que perjudique nuestra salud (dependiendo de cada persona). Por ejemplo: la presencia de tiramina en los quesos añejados puede provocar cefaleas, o la cafeína que contiene el café puede provocar taquicardia o nerviosismo… Pero, una cosa es sufrir alergia a algún producto alimentario, y otra ser susceptible o intolerante a dicho producto o sustancia. Es decir, una cosa es ser alérgico a la leche de vaca, y otra ser intolerante a la lactosa.

alergia a los medicamentos

█  alergia a los alimentos:

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios. Entre ellos, un 10% aproximadamente, son de origen alérgico. Podemos destacar los siguientes: antibióticos beta-lactámicos, penicilina, amoxicilina, antiinflamatorios AINE o antiepilépticos. Los síntomas pueden variar: tos, vómitos, diarreas, hipertensión… y las causas son desconocidas.

Suele aparecer más en personas adultas y se hace imprescindible comunicarlo de inmediato a nuestro médico.

█ Dermatitis atópica:

El eccema engloba muchos tipos de problemas de la piel y es menos grave y de menos duración que la dermatitis atópica. Ante todo, es importante hacer esa distinción. En la dermatitis atópica surgen sarpullidos en distintas partes del cuerpo acompañado de un picor que se hace difícil de soportar. Cuanto más se rasca el paciente, más picor tiene y más sarpullido hay.

Al principio de este artículo nos preguntábamos qué es la alergia. ahora, que ya sabemos qué es la alergia y que conocemos muchos factores que la provocan, debemos vigilar nuestra salud. Espero que hayas aprendido mucho sobre la alergia y sus derivados.


Para más información sobre qué es la alergia, consulta AQUÍ.

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-Qué es la alergia-

Lesiones de rodilla | Prevención del dolor, causas y tratamiento

Lesiones de rodilla | Prevención del dolor, causas y tratamiento

Lesiones de rodilla:

La rodilla es una de las articulaciones que más sufre al realizar según que deportes.

Lesiones de rodilla se producen cada día. Por ello, hay que cuidarlas y ejercitarlas debidamente. La rodilla es una de las articulaciones más castigadas al realizar deporte. Cuando duele, puede echar por tierra muchos meses de duro entrenamiento. Así mismo, si las rodillas duelen se suele andar menos, se hace menos deporte y, al tener menos actividad, las personas terminan aumentando de peso. Así que, mantener unas rodillas sanas beneficia en gran medida nuestra salud general. Hay diversas zonas de la rodilla que suelen ser las más afectadas y que producen esas lesiones de rodilla tan dolorosas.

La rótula es un hueso que protege la cara anterior de la articulación. Debajo de ésta encontramos el tendón rotuliano que lo une con la tibia. Este tendón ayuda a extender la pierna (dar patadas, saltar…), y suele padecer de tendinitis rotuliana. La rótula, también ayuda a proteger el cartílago articular que hay dentro de la rodilla. Cada una de las rodillas cuenta con un par de meniscos. Se trata de un cartílago con forma de media luna que almohadilla la rodilla entre el fémur y la tibia. Aunque las lesiones de la rodilla en esta zona son bastante comunes, no todas las personas que tienen el menisco roto sufren dolor.

La fascia lata, es una densa capa conjuntiva de fibras paralelas que se hace más delgada en sentido medial, ayudando a estabilizar la rodilla. Finalmente, encontramos los ligamentos cruzados (anterior y posterior) que se cruzan en el interior de la rodilla, y los dos colaterales (lateral y medial) situados en ambos lados de ésta. Bien, veamos ahora las lesiones más frecuentes:

Lesiones de rodilla | Las más frecuentes:

Las lesiones en la rodilla deben ser tratadas con cuidado y realizar una buena recuperación.

Lesiones de rodilla

Solemos notar dolor femororrotuliano al terminar una actividad, al sentarnos en cuclillas, o al subir y bajar escaleras (especialmente al bajarlas). Se trata sin duda del dolor de rodilla más habitual que podemos encontrar, sobre todo, en deportistas. La rótula se encuentra dentro del tendón rotuliano (es un hueso sesamoideo), y conecta con el cuádriceps. Así mismo, la rótula está tapizada por el cartílago articular, ayudando a la rótula a desplazarse hacia arriba y hacia abajo.

Una lesión en el cartílago que hay debajo de la rótula produce dolor. Al igual que una condición física debilitada en los glúteos, las caderas, o los cuádriceps, provocando cierta inestabilidad en la zona afectada.

En personas mayores de 50 años, podemos encontrar la típica artritis femororrotuliana. ¿Cómo tratarla? Evitando cualquier actividad que empeore los síntomas mencionados. Sobre todo, durante los primeros días. Luego, según el dolor vaya disminuyendo, podremos ir realizando ejercicios suaves e irlos incrementando. Debemos curarnos bien ya que, si tenemos varias tendinitis repetidas, podemos crear microrroturas que terminan cronificando el problema. El masaje transverso profundo es de gran ayuda en estos casos.

Derrames de rodilla:

Son muchos los motivos por los cuales se pueden producir derrames en la rodilla.

Los derrames, en la lesión de rodilla, vienen acompañados muchas veces de hinchazón, dolor, rigidez e incapacidad para extender la pierna. Cuando aparece un derrame de inicio repentino, es decir, tras la actividad, es señal de que ha ocurrido algo serio. En cambio, si aparece una inflamación horas después (o incluso al día siguiente), suele provenir de un exceso de líquido sinovial. Puede que hayas realizado un uso excesivo de la articulación, o que algo se haya irritado. Deportes que requieren cambios de velocidad y de dirección suelen elevar el porcentaje de este tipo de lesiones.

En estos casos, eleva la pierna y aplica hielo durante 15 minutos, unas 4 o 5 veces al día para frenar la inflamación. Así mismo, es importante que no fuerces la articulación y que hagas reposo.

A TENER EN CUENTA:


Las fracturas en las que se halla implicada la rodilla (y en otras articulaciones), difícilmente se curan sin dejar alguna secuela. Si la fractura daña la superficie articular del fémur y de la tibia, puede predisponer a que dicha articulación sufra artrosis. Sensaciones como las de encontrarse más seguros con una pierna que con la otra, son comunes en estos casos.
Tomar antiinflamatorios puede ser muy útil para aliviar los síntomas del dolor. Pero es importante no automedicarse, y consultar siempre a vuestro médico.
La artroscopia sirve para realizar un diagnóstico preciso de la articulación. Es útil cuando se rompe un menisco, cuando se daña la rótula, un ligamento, o cuando se daña o se inflama el revestimiento de la articulación. Los resultados suelen ser muy favorables.

Esguinces:

Los ligamentos que estabilizan la rodilla, pueden sufrir esguinces.

Dolor e rodilla

En los esguinces de los ligamentos de la rodilla, el dolor suele notarse en el mismo instante en que se produce la lesión. Ya sea a causa de un fuerte impacto, un giro con brusquedad, etc. La zona puede hincharse, y la zona del dolor varía dependiendo del ligamento afectado y del grado del esguince.

En la rodilla hay cuatro ligamentos que unen el fémur a la tibia y al peroné. De todos ellos, el ligamento colateral medial es el que más posibilidades tiene de sufrir algún esguince. En este caso, el dolor se focalizará más en la cara interna de la rodilla, debido, posiblemente, a algún fuerte impacto en la cara externa de ésta. El ligamento colateral lateral (el opuesto al mencionado anteriormente), no suele sufrir tanto este tipo de lesiones.

En el interior de la rodilla encontramos los ligamentos cruzados: el anterior y el posterior. En este caso, el ligamento cruzado anterior es el que más posibilidades tiene de romperse o de lesionarse.

Resumen:

Cuando sentimos dolor tras sufrir un impacto, hinchazón, cierta inestabilidad de la zona, etc. podemos estar ante un esguince más o menos severo de algún ligamento de la articulación. En cambio, si en el momento del impacto o de la torcedura oímos un chasquido, puede que nos hayamos roto alguno de estos ligamentos. El dolor será más intenso, y la inestabilidad será total. En todos los casos mencionados en este artículo, es muy importante acudir al médico para que diagnostique con precisión el estado de la articulación. Aplicar frío en el momento de la lesión, algún vendaje, elevar la pierna, son medidas iniciales. Pero siempre hay que recurrir al médico para que realice las pruebas necesarias y saber con seguridad cómo nos encontramos. Luego, los masajes, o técnicas como la acupuntura o las corrientes, suelen ayudar y complementar la buena recuperación.

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-Lesiones de rodilla-

Tendinitis del tendón de aquiles | Síntomas, tratamiento y recuperación

Tendinitis del tendón de aquiles | Síntomas, tratamiento y recuperación

Tendinitis del talón de aquiles:

Conoce las causas, sus síntomas más comunes y como recuperarse de la lesión.

La tendinitis del tendón de Aquiles es una dolencia muy común en deportistas. El talón de Aquiles es un tendón de unos 10 centímetros de largo, se inserta en el hueso calcáneo y está unido al músculo gastrocnemio y al sóleo de la pierna. Podemos dividirlo en tres secciones: las distensiones suelen realizarse en la parte alta de dichos músculos, y tienden a curarse con cierta rapidez. Aun así, lo más habitual es que las lesiones se produzcan donde convergen los músculos y los tendones, en la zona media. En esta zona, como el riego sanguíneo no es tan abundante, suelen tardar algo más en curarse. Las lesiones más graves se realizan justo en la parte baja del tendón de Aquiles. La tendinitis (inflamación del tendón), y la tendinosis (una infamación crónica del tendón con acumulación de líquido), son las dos lesiones más frecuentes.

Tratamiento para el dolor del talón de aquiles:

Es importante tratar bien la lesión, evitar el dolor, y tomarse su tiempo.

tendinitis del tendón de aquiles

Lo más habitual, es que el médico te pida reposo. No hace falta que estés todo el día sin hacer nada. Muchas veces, se permite realizar actividades como la natación o el ciclismo. Pero hay que evitar deportes como el correr, que podría perjudicar la lesión. En el caso de que haya inflamación, podrás ponerte hielo en la zona dolorida durante 15 minutos, unas 4 o 5 veces al día.

Es importante recordar que, una vez la inflamación se detenga, el frío puede perjudicar la recuperación. Así que ya no hará falta usarlo. No abuses de los estiramientos, estos deben realizarse de forma suave y relajada, e irlos aumentando conforme la lesión se recupere progresivamente. Pero hay que ser prudente ante una lesión de este tipo y no abusar en exceso de ellos. Si la tendinitis del tendón de aquiles es reciente y se mantiene, haz reposo, y no estires todavía.

Rehabilitación:

Durante la rehabilitación, se pueden emplear ultrasonidos, sensores eléctricos, estiramientos y fortalecimiento de la musculatura. En mi consulta, he comprobado que la electro-acupuntura da excelentes resultados, siempre y cuando el paciente ponga de su parte. Son muchos los deportistas que quieren volver al entrenamiento de siempre y que, al mejorar un poco, terminan por agravar más la lesión. Todas las lesiones necesitan su tiempo de recuperación y, aunque nosotros podemos ayudar mucho al cuerpo a recuperarse, no hay que querer tener prisa. La tendinitis del tendón de aquiles, necesita su tiempo para recuperarse…

¿Debo acudir al médico?


Si tienes molestias durante un par de días y ves que mejora, no te hará falta. Ahora bien, si el dolor te provoca cojera y no te permite andar con normalidad, es mejor que vayas a ver a tu médico y que haga un buen diagnóstico. Cuando el dolor persiste y no recibe un tratamiento adecuado, la tendinitos y la tendinosis pueden derivar a un desgarro del tendón (suele notarse un bulto extraño en un lateral del tendón). Esto puede terminar en una rotura del tendón y en un dolor que puede llegar a ser crónico. Llegados a este punto, puede que la cirugía sea tu única salida. Hay que intentar evitar llegar a estos extremos.

Ejercicios de recuperación:

En la tendinitis del tendón de aquiles, tan importante es hacer reposo como iniciar bien la actividad..

ejercicios tendón de aquiles

Podemos realizar elevaciones excéntricas de los gemelos. En un escalón, aguantado por la punta de los pies y con los talones al aire, haz un descenso lento y controlado y aguanta unos 10 segundos. Luego, elévate a un ritmo normal y repite el ejercicio.

Tratamiento con Medicina tradicional China:

Las terapias alternativas son a veces de gran ayuda en este tipo de casos.

La Medicina Tradicional China (acupuntura), irá enfocada a restaurar la circulación del Qi y de la sangre. Cuando hay una inflamación, el Qi suele estancarse y producir dolor. Al mejorar la libre circulación, ayudaremos al cuerpo a recuperarse con más facilidad. La acupuntura, irá dirigida a tratar puntos locales (en la zona afectada) y puntos distales (como por ejemplo el 34 de Vesícula biliar, punto Hui y reunión de los tendones). Si la zona está enyesada, se usarán puntos distales, técnicas como la acupuntura Tung, o puntos en la muñeca siguiendo la teoría clásica de acupuntura por coordinación.

La electro-acupuntura, suele dar muy buenos resultados tanto en patologías agudas como crónicas.

Consulta más información en:

 

Las tendinopatías”, pulsando AQUÍ.

“Acupuntura, explicación fisiológica”, pulsando AQUÍ.

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-Tendinitis del talón de aquiles-

¿Qué es la sarna? | Síntomas y tratamiento de la infección

¿Qué es la sarna? | Síntomas y tratamiento de la infección

¿Qué es la sarna?:

En enero de 2018, en Catalunya, surgieron diversos casos. Conoce de qué se trata.

La sarna, o también llamada escabiosis, es una enfermedad infecciosa provocada por un ácaro llamado Sarcoptes Scabiei que vive debajo de la piel. En ella, este parásito de cuerpo redondeado y de unos 0.4 mm de diámetro, escarba túneles donde deposita finalmente sus huevos.

¿Qué síntomas se manifiestas en la sarna?:

Conocer los síntomas de la enfermedad es importante, aunque su diagnóstico es algo más difícil.

El síntoma más común es un fuerte picor, que surge preferentemente por la noche. Las zonas más afectadas son las manos, las muñecas, los dedos, los codos, las mamas, las nalgas y el pene. Se observan líneas oscuras, de un milímetro de longitud, correspondientes a los túneles excavados por las hembras de dicho parásito.


El contagio se realiza por contacto directo. Muy pocas veces se realiza a través de toallas o ropa, ya que el ácaro necesita el contacto con la piel humana. Esta infección suele ocurrir en lugares sucios: cárceles, cuando hay guerras o pésima situación social.

¿Qué tratamiento tiene la sarna?:

El tratamiento de cualquier enfermedad debe ser recetado por un médico: no te automediques…

tratamiento de la sarna

Se suele aplicar varios tipo de lociones o pomadas (permetrina, lindane, benzoato de bencilo…) que logran eliminar el parásito. Aun así, deben aplicarse correctamente y deben seguir también el tratamiento todos los miembros de la familia, estén o no afectados. El uso de antihistamínicos para aliviar el dolor también es recomendable. Recuerda: todo tratamiento debe ser recetado por un médico.

Los tratamientos naturales a base de aloe vera o aceite del té, son beneficiosos como complemento, o para ayudar a calmar el picor. Aún así, es esencial que realices el tratamiento que te recete tu médico al completo.

La buena precaución, no biene de más.

Más cosas sobre la sarna:

Este tipo de infección suele contagiarse por contacto íntimo. No nada recomendable dormir con una persona afectada, como es evidente. El picor puede tardar varias semanas en aparecer, desde el momento de la infección. Por eso, cuando se diagnostica la infección, debemos tener en cuenta que ya hace tiempo que existe, y puede haber contagiado a otras personas sin que el paciente se haya dado cuenta. Así mismo, el picor tardará también unas semanas en desaparecer, dependiendo de la sensibilidad de cada persona y de lo grande que sea dicha infección.

Al aplicar las pomadas o lociones contra la sarna que el médico te recomienda, los ácaros intentan salir de los folículos pilosos para escapar de dicha sustancia. Muchos mueren, pero algunos, pueden quedar entre las sábanas o ropa que hayas llevado. Si alguien sano toca esta ropa, el ácaro siempre puede infectar a otra persona. Por eso, aunque este tipo de ácaro no sobrevive mucho tiempo fuera de la piel, es importante tener en cuenta lo anteriormente expuesto.

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-¿Qué es la sarna?-

Cómo aprender a decir no | La mente: emociones y desarrollo personal

Cómo aprender a decir no | La mente: emociones y desarrollo personal

cómo aprender a decir NO:

Son muchas las situaciones en que nos mordemos la lengua y decimos que “sí”. ¡Por qué?

Muchas personas quieren saber cómo aprender a decir no. De hecho, aunque parezca fácil, decir “no”, nos cuesta en más de una ocasión. Siempre hay esa situación en la que prefieres morderte la lengua y seguir como si nada. Pero, cuando este tipo de situaciones se van repitiendo con el paso del tiempo, es síntoma de que alguna cosa no estamos haciendo bien. Hay varios motivos por los que algunas personas deciden no usar dicha negación: para evitar posibles conflictos, por miedo a que los demás se sientan mal, o, miedo a que no nos acepten en su entorno social. Sea como sea, decir siempre “sí” a todo, puede llegar a evolucionar hacia un problema de autoestima que sin duda debemos trabajar.

Primeros pasos para decir no:

Aunque creamos que decir no puede ser muy fácil, como siempre, hay que hacer un pequeño esfuerzo.

Aprender a decir no

Tenemos que expresar todo aquello que pensamos y que queremos de forma natural. Hay que comunicarse de forma abierta con los demás, y actuar de acuerdo con aquello que consideramos que es justo. Tener la libertad de expresarlo, es crucial en todo el proceso de relación. Cada vez más, por eso, se intenta silenciar a los demás. Los maestros suelen premiar a aquellos alumnos que no discuten sus teorías. La iglesia, los políticos, la gente de poder, tu propio jefe en el trabajo… no te darán tantos problemas mientras no les discutas su forma de hacer las cosas. Pero silenciar nuestros pensamientos y reprimirnos, no contribuirá a hacernos sentir mejor.

Así mismo, enfrentarnos a la negación de forma violenta tampoco será una buena solución. Así pues, lo primero que debemos hacer es expresar nuestras ideas libremente y de una forma coherente (sin herir a nadie), para que la gente nos tome en consideración. Además, la mayoría de las situaciones no son tan graves. Por ejemplo, si tus padres te invitan a cenar a su casa este domingo y tu querías ir al cine con tu mujer, sólo diciéndoles que no te va bien, que quedarás con ellos otro día, será suficiente. Buscar excusas baratas sólo complicará más la situación.

¿Por qué decimos que “no”?

Hay muchos motivos por lo que la gente no se atreve a decir no. Repasemos unos cuantos.

Personas que desean sentirse siempre queridas por los demás, que tienen miedo de perder la simpatía y la aceptación de éstos, que se sienten inseguras, que son adictas a que la gente les agradezca cualquier cosa que hagan… No todo el mundo es tan bueno como nosotros. Por eso, lo primero que debemos hacer es reconocer las situaciones en que, estando en desacuerdo con alguien, ese alguien intenta dirigirnos hacia sus propios intereses. Es decir: aprender a sentir cuando alguien intenta manipularnos. “Eres la única persona del mundo en la que puedo confiar”, “si tu no me ayudas ¿quién lo hará? Cuidado con esas expresiones… A la larga, muchas personas que te piden un favor terminan pidiéndote muchos más y se aprovechan de ti. Decir “no” te llevará en algunos casos algo de tiempo, pero debes decidirte a intentarlo.

 
¿Necesitas un masaje?

Masaje profesional y Medicina Tradicional China

 

Pedir hora

 

Técnicas para el “no”:

Poco a poco, debemos atrevernos a responder que “no”, y comprender que no pasa nada…

Confianza en uno mismo

Para saber cómo aprender a decir no, necesitamos unas pautas. Cuando tenemos decimos “no” a alguien con miedo, la persona suele sufrir ansiedad. El corazón late con más fuerza, y nos aumenta la presión arterial. Puede que incluso nos cueste respirar, que nos suden las manos o que tengamos problemas estomacales como diarrea. Algo que podemos hacer cuando alguien nos pide un favor es dejar la respuesta para más adelante. Siempre suelen pedirnos favores cuando no lo esperamos y, al cogernos por sorpresa, se tiende a caer más rápidamente en la trampa.

Así que dejamos la respuesta al aire, y esto nos permitirá meditar con más profundidad sobre lo sucedido. Otro recurso, es ofrecer soluciones al problema que nos presentan, sin que seamos nosotros los únicos que podamos interferir en él. De esta forma, no decimos que “no” rotundamente, sino que planteamos nuevos métodos por el que la persona pueda solventar su propio problema.

Es, por decirlo de algún modo, un “no” constructivo, que ayuda a la persona y no lo pone en conflicto con nosotros. En la mayoría de las veces, si al hacer esto la persona sigue insistiendo en que debes ayudarla sí o sí, es que va por mal camino…

Autoconfianza y seguridad en uno mismo:

Conforme vayas practicando te irás sintiendo más seguro. No tengas prisa, y verás tus resultados.

Como os decía al principio de este artículo, debemos trabajar nuestra autoconfianza. Dejar de prestar tanta atención a lo que los demás dirán sobre nosotros, y confiar más en nuestras propias decisiones. En definitiva: querernos un poco más tal y como de verdad somos. En el caso de haber sufrido alguna mala experiencia, no debemos concentrar nuestra vida en ella. Aprender de las malas experiencias es fundamental para reafirmar nuestra conducta y avanzar correctamente. Céntrate en todo aquello que te rodea y que es bueno para ti. Sé positivo con la vida, y deja de pensar en negativo.

Disfruta de las cosas bonitas que te puedan suceder, por insignificantes que estas sean. Evita las comparaciones y esfuérzate en dar pasos hacia un objetivo más amplio y seguro. Sin fuerza de voluntad, pocas cosas cambiarán… En cambio, conforme vayas diciendo “no”, irás reafirmando tus ideas y tus valores. Aumentando esa confianza que siempre ha estado allí marchita y que, ahora, empieza a despertar.

¡Ah! Y una última cosa antes de terminar: Cuando ya sepas cómo aprender a decir no, acuérdate que también puedes decir “sí”. En definitiva, los extremos nunca son una buena alternativa…

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-Cómo aprender a decir NO-

Cómo prevenir lesiones al hacer deporte | Masajista en Sabadell

Cómo prevenir lesiones al hacer deporte | Masajista en Sabadell

Cómo prevenir lesiones en el deporte:

Conforme uno va logrando retos se puede ir confiando y, al final, terminar lesionado.

Saber cómo prevenir lesiones es crucial para cualquier deportista. como ya sabéis, hacer deporte siempre es beneficioso. Pero a veces ocurre que nos extralimitamos en dicha actividad y, entonces, surgen las lesiones. Es muy habitual que en mi consulta vengan personas que se han lesionado por culpa de haber realizado mal un ejercicio. Incluso, sin tener muy claro de qué modo se han lastimado. Repasemos rápidamente cuáles son los errores más comunes de las lesiones deportivas:

cómo prevenir lesiones

El error más común es someter una parte del cuerpo a un esfuerzo continuo. Cuando una de estas partes (ya sea un ligamento, un tendón o una articulación) se somete a una tensión sin estar suficientemente preparada, es más fácil que se lastime. También ocurre cuando un deportista hace un movimiento equivocado en una situación que no es la adecuada. Y, finalmente, otro motivo de tensión viene del estrés emocional, algo que debemos tener siempre en cuenta cuando entrenamos. Es muy distinto entrenar mientras estamos concentrados en lo que hacemos, que pensar en el mal rollo que hay en el trabajo…

Más motivos de lesión deportiva:

Las lesiones se producen por distintos motivos, es necesario estar pendiente de cómo entrenamos.

Otro motivo de lesión muy común es cuando alguien que está acostumbrado a correr maratones decide correr los 100 metros lisos lo más rápido posible. Cuando hemos acostumbrado a nuestro organismo a un deporte específico, debemos ir con cuidado al realizar uno distinto. Nuestra musculatura, nuestros ligamentos y nuestros tendones podrían resultar lesionados al no estar acostumbrados a un esfuerzo tan diferente.

Finalmente, muchas lesiones también son debidas a un entrenamiento excesivo. Debemos tener en cuenta que, tras entrenar, viene siempre un periodo de descanso y recuperación.

Si no escuchamos las señales que nos da nuestro cuerpo y seguimos entrenando, lo más probable es que nos hagamos daño.

lesiones deportivas

En mi consulta privada de masajes y Medicina Tradicional China situada en pleno centro de Sabadell, suelo tratar este tipo de problemas. Técnicas tan útiles como el masaje descontracturante, de descarga, las ventosas o la acupuntura, suelen dar muy buenos resultados. Siempre que el paciente sea capaz de respetar los tiempos de reposo antes de volver a la competición o al entreno. Muchas veces, y no pararé de decirlo, las lesiones más simples se complican en exceso por falta de reposo.

También debéis recordar, que muchas lesiones no necesitan reposo total, sinó dinámico. Con lo que no estaréis una semana tumbados en el sofá. La paciencia, también juega un gran papel en la buena recuperación deportiva.

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-Cómo prevenir lesiones en el deporte-