Seleccionar página

¿Quieres saber si tu trabajo te absorbe? Cada vez hay más personas que vienen a mi consulta y me cuentan que hacen más horas que un reloj en el trabajo. Como sabes, trabajar es bueno a nivel personal y, evidentemente, a nivel económico. Pero necesitamos comprender que, trabajar en exceso, nos puede generar tensiones innecesarias y problemas en el ámbito familiar. Las personas no vivimos solamente para trabajar. Sino que nuestras vidas se llenan también de otras responsabilidades: hijos, padres, etc. Por eso, es importante mantener un equilibrio entre todos estos factores. Si nos olvidamos de alguno en pros de otros, los problemas aumentan.

Pero, ¡me encanta trabajar!

A veces, nos gusta tanto lo que hacemos que nos olvidamos de los demás.


Aún así, hay gente que disfruta con su trabajo. En estos casos, es importante tener en cuenta que aunque nos guste mucho nuestra profesión, no debemos ocuparnos todo el día de ella. A veces, no te das cuenta y no sabes si tu trabajo te absorbe.

Desconectar de vez en cuando no sólo nos ayuda a ocuparnos de otras cosas igual de importantes. Sino que además, nos permita coger aire fresco y tomar energías renovadas para más adelante.

Le realidad con la que nos encontramos:

La teoría es una cosa pero, ¿sabes si tu trabajo te absorbe?


Desgraciadamente, cada vez más las empresas obligar a trabajar más horas a sus trabajadores sin tener todo esto en cuenta. Es una lástima porque el producto final no tiene la misma calidad, el servicio es cada vez más pobre, y el trabajador se agota o se estresa. Problemas de insomnio, de ansiedad o de tensión muscular son muy habituales en mi consulta de masajes por estas razones, Y muchas bajas laborales se deben por estas razones.

Además, el cansancio del trabajador proporciona una buena base para que haya más accidentes laborales. Se trata de un pez que se muerde la cola: más trabajo, más cansancio, horas mall pagadas… Al final, hay menos rendimiento y más bajas laborables.

¿Qué podemos hacer?

Es importante buscar soluciones al respecto.


Desgraciadamente, hasta que los empresarios no se den cuenta de sus propios errores poco habrá que hacer. Pero, es importante trasladar la incomodidad hacia nuestros superiores. Hablar de las cosas (sin discutir ni alzar la voz), es un primer paso para gestionar los problemas laborales. Reflexionar y pensar en los demás, nos ayudará a darnos cuenta de que debemos dedicar más tiempo a otras cosas. Hablar con la pareja, dedicar más tiempo a nuestros hijos (algo que cada vez es más imprescindible)… Como siempre, unos porque no pueden, y otros porque no quieren. Pero debemos ser conscientes de que la gestión del día a día no debería limitarse sólo a trabajar.

Muchas personas eligen darse un masaje en mi centro, porque el masaje bien hecho nos permite descubrir todas esas cargas que hay de más. Aquellas que hemos ido acumulando por un exceso de trabajo o de preocupación. Cuando la persona se hace un masaje con regularidad y, además es capaz de ir gestionando todas estas cosas en su día a día, su vida empieza a cambiar. Y el esfuerzo vale la pena.

Xavier Turell Nebot

Cómo saber si tu trabajo te absorbe.
Share This

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!