Seleccionar página

¿Qué es la urticaria?

Muchas personas han sufrido urticaria, al menos, una vez en la vida.

La urticaria consiste en la aparición de ronchas rodeadas de una zona enrojecida en la piel. Son lesiones rojizas con un centro blanquecino edematoso, que suele originar picor de más o menos intensidad. Todo esto, se debe a la liberación de una sustancia denominada: histamina. Esta surge como respuesta del organismo ante determinados factores: pescado, camarón, polen, a ciertos medicamentos, a parásitos intestinales, etc. Se habla de angiodema cuando dicha reacción afecta a las partes más profundas de la piel.

Distintos estados:

Es importante saber diferenciar entre un caso agudo y otro crónico.

Picor en la urticaria

Podemos clasificar la urticaria como aguda o crónica. Cuando se trata de urticaria aguda, nos referimos a la que suele durar menos de seis semanas aproximadamente. En cambio, cuando hablamos de urticaria crónica, su duración supera esas seis semanas.

Actualmente, un 15% de la población española tiene algún brote de urticaria durante su vida sin que se sepa nunca cuál fue su causa.

¿Cuáles son sus causas?

Aunque pueden ser variadas, hay algunas que no debemos pasar por alto.

Como os he contado anteriormente, sus causas son variadas y, a veces, difíciles de exclarecer. Ya sea por un mecanismo inmunológico alérgico o por la liberación de la histamina sin asociarla a un mecanismo alérgico, los medicamentos son una primara causa. Otra causa muy común son los alimentos (sobre todo en niños). El consumo de leche, huevos, frutos secos, marisco, etc. puede producir algún brote de urticaria. Así como las picaduras de algún insecto como las abejas o las abispas.
En todos estos casos, estaremos hablando de una urticaria aguda. Ahora bien, ¿qué causa una urticaria crónica? Pues bien, la urticaria también se puede producir por un roce excesivo sobre la piel. También por calor o frío, por una presión excesiva, vibración, etc. De todos modos, más del 60% de éstas tienen un origen desconocido.


Finalmente, hay que tener en cuenta también el estrés de cada persona, ya que es otro de los factores que a veces no tenemos en cuenta y que, juntamente con otros valores, puede dar origen a urticaria.

¿Cuáles son sus síntomas?

El picor es, sin duda, uno de los síntomas principales.

síntomas de urticaria

El síntoma más habitual es la aparición de ronchas rojizas aisladas o confluyentes. Suelen formar grandes placas de dimensiones o formas diferentes. Suele haber picor en la zona afectada que dura menos de 24 horas. Cuando se produce un hinchazón en zonas como el labio, párpado o la zona genital, se suele hablar de un angiodema. En este caso, también puede verse afectada la mucosa respiratoria o gastrointestinal. Por ello es tan importante tener en consideración se el paciente tiene fiebre, taquicardia, cansancio, dolor articular…

Medicina Tradicional China:

La acupuntura puede ser de gran ayuda en los procesos de urticaria.

Según la Medicina Tradicional China, la urticaria se produce por un factor “viento” y una afección en la “sangre”. Estos dos factores, el viento y la sangre, pueden estar alterados por el frío, el calor, o una insuficiencia de sangre. En breve, os escribiré un nuevo artículo para contaros cómo se trata la urticaria con la acupuntura.

De momento, podéis consultar mi página sobre Medicina Tradicional china AQUÍ.

Tratamiento convencional:

Conoce cuál es el tratamiento médico más efectivo.

Lo más habitual es que vuestro médico os recete antihistamínicos. En los casos más graves se pueden administrar corticosteroides, siempre, como es lógico, bajo receta médica.

Tratamiento natural:

Recuerda: el tratamiento natural no significa que no visites a tu médico.

La ortiga

En primavera aumenta la concentración de polen en el medio ambiente y, por lo tanto, aumenta el número de alergias. Por suerte, hay plantas antihistamínicas como la ortiga o la caléndula que pueden ayudarnos a controlarla antes de que la cosa empeore.

La ortiga es rica en minerales como el hierro, el silice o el calcio. Contiene flavonoides. Cuando se usa a nivel externo, responde muy bien como antiinflamatorio, anelgésico, antihistamínico y cicatrizante. Se utiliza haciendo una infusión de ortiga junto a un poco de melisa, lavanda y manzanilla. Se deja reposar, y se ba mojando la zona afectada durante el día.

Otras plantas que pueden ayudanos son el llantén (antiinflamatoria), la caléndula (nos ayuda a regenerar los tejidos afectados por la reacción), o la centella asiática (ya que mejora la circulación en la piel).

A tener en cuenta:

La urticaria no se contagia de persona a persona. El agua fría puede provocar urticaria. Hay que evitar siempre el rascado de la zona afectada. 

Y, sí, la ortiga deriba de la palabra urticaria. Está recubierta de pequeños filamentos punzantes que segregan unas sustancias altamente irritantes; desencadenando una reacción alérgica en contacto con la piel. Pero, curiosamente, su infusión a nivel tópico nos ayuda a combatir la propia urticaria. Quizá la homeopatía, tiene algo de razón en sus teorías…

Xavier Turell Nebot

Masajista en Sabadell

-Urticaria-

Summary
Review Date
Reviewed Item
Urticaria - Tratamiento natural. Síntomas, causas, cómo calmar el picor
Author Rating
51star1star1star1star1star

Artículos relacionados: